CIUDADESTADOSSOCIEDAD Y JUSTICIA

Magistrados consideraron improcedente declarar inocente a Maria Luisa Villanueva

Por unanimidad, una magistrada y dos magistrados de la Sala Auxiliar determinaron improcedente la solicitud de declaración de inocencia y anulación de sentencia presentada por María Luisa Villanueva Márquez, quién pasó 25 años en la cárcel acusada de un secuestro que asegura no haber cometido.

Los magistrados consideraron que la defensa no presentó pruebas fehacientes, ni nuevas.

 

Lo anterior, durante una audiencia que duró más de dos horas donde los magistrados Juan Gabriel Vargas Téllez, Arturo Loza Flores y la magistrada Bertha Rendón Montealegre escucharon a Eutiquio Damián Santiago, abogado y defensor de Villanueva, al Ministerio Público representando a la Fiscalía de Morelos, así como a la propia María Luisa.

 

La audiencia

 

Durante casi una hora, el abogado expuso de manera resumida las irregularidades y abusos cometidos en contra de Villanueva, desde el 6 de enero de 1998 –día en que fue detenida– y luego acusada del secuestró de la niña Sara Saskia Seligman, hija de una pareja de académicos.

 

También, ventiló las incongruencias e indicios que prueban que Villanueva fue torturada, de acuerdo a lo que establece el Protocolo de Estambul y que se convirtió en chivo expiatorio.

 

Por ejemplo, la sentencia de culpabilidad de Maria Luisa y prisión por 30 años se decretó admitiendo un  informe policiaco de la detención con severas alteraciones, puesto que los agentes del Grupo Antisecuentos modificaron el lugar de la detención y la fecha, con lo que ocultaron los cuatro días que estuvo en una casa de seguridad bajo tortura.

 

En la causa penal 06/98 el día de la detención fue el 10 de enero, pero en realidad Villanueva fue detenida el 6 de enero.

 

Un indicio importante de la fabricación del delito de secuestro fue que se aseguró que Villanueva fue detenida en posesión de un lote de joyas que aparentemente entregó la familia de Saskia como pago del rescate; sin embargo, previo a la detención ese lote estaba en manos de la entonces Procuraduría de Justicia de Morelos debido a que fue recuperado en la detención de otra banda de secuestradores 20 días atrás.

 

Otra de las pruebas presentadas fue una publicación de una columna en un periódico de circulación nacional donde Saskia, ahora una mujer adulta, habla sobre su secuestro y señala que ella nunca identificó a Villanueva como su secuestradora.

 

El abogado cerró su intervención conminando a la y los magistrados a hacer justicia:

 

“Es un momento crucial en el que hay que impulsar otra vertiente de la justicia en Morelos (…) y pidió que no se antepusieron nuevamente otros intereses”, dijo.

 

Maria Luisa hizo uso de la palabra, “Soy inocente del delito que se me acusa en contra de Saskia, aquí las dos somos víctimas, yo pasé 25 años sin haber cometido un delito y Sara aún es víctima porque nunca se le hizo justicia, los responsables de su secuestro no fueron castigados”.

 

Y habló sobre la tortura a la que fue sometida y las amenazas que siguieron durante el proceso judicial por parte de los agentes de Gripo Antisecuestros:

 

“A mí se me fabricó un delito (…) Yo solo pido justicia y que se reconozca mi inocencia, quiero limpiar mi nombre para que mis hijos entiendan que no los abandoné por estar delinquiendo y sanen un poco de todo lo que sufrieron sin mí”, dijo.

 

Y recordó que  cuando fue detenida tenía un hijo de 11 meses y otro de ocho años, quienes quedaron al cuidado de una amiga.

 

Villanueva agregó: “Esto que me pasó fue por policías corruptos y jueces con vicios que cubrieron al  grupo antisecuestros”.

 

Al llegar el turno de la Agente del Ministerio Público, Sandra Luz Corona Marquina  y del asesor jurídico, Pedro Rodríguez Solís, representando a la Fiscalía, quienes se limitaron a ratificar las acusaciones debido a que consideraron que no existen pruebas contundentes que demuestren la tortura e inocencia de Villanueva.

 

Argumentaron que prueba de ello es que ya fue desechada previamente la solicitud de inocencia debido a que no hay fundamentos.

 

Resolución

 

El magistrado Juan Gabriel Vargas Téllez presentó y dio lectura a su proyecto de resolución y destacó: “se declara infundada la solicitud de reconocimiento de inocencia e invalidación de la sentencia”.

 

Y explicó que no se presentaron pruebas fehacientes que acrediten el delito y a pesar de que se presentan indicios estos se desvanecen por no tener soporte legal.

 

Consideró por ejemplo que la nota periodística donde Saskia dice que nunca identificó a Villanueva no es una prueba que se pueda considerar como oficial debido a que pudiera estar manipulada o tergiversada.

 

Refirió que en caso de que la víctima, Saskia, se encuentre fuera del país, se debió solicitar ante un Consulado que sea llamada  a declarar y que se emita un documento oficial al que sé dé lectura en una audiencia.

También, considero que es inadmisible que la Fiscalía de Morelos lleve 10 años investigando las acusaciones de tortura en contra de agentes del grupo antisecuestros y aún no haya avances contundes.

 

“Estamos atados de manos, en este momento, porque la fiscalía no ha sido capaz de fincar responsabilidad y obtener orden de aprehensión contra las personas que la torturaron”, apuntó.

 

“Es imperativo que esa carpeta de investigación se resuelva, no sólo para el beneficio de Maria Luisa, sino de la sociedad en su conjunto”, refirió dirigiéndose al abogado de  Villanueva.

 

En su oportunidad, la magistrada Rendón Montealegre señaló que la carga de la prueba no solo corresponde a la víctima sino “tambíen toca  a la Fiscalía de Morelos buscar las pruebas ante los indicios que de confirmarse sería muy grave”, sostuvo indicando a la Ministerio Público la falta de acción.

 

Finalmente el proyecto fue respaldado y votado por unanimidad por la magistrada y el magistrado presentes.

 

Impugnarán resolución

 

Tras la negativa de inocencia y anulación de sentencia, Villanueva, junto con su abogado, anunciaron que impugnarán ante la autoridad federal.

 

La resolución de la y los magistrados de la Sala Auxiliar del Tribunal Superior de Justicias (TSJ), molestó e indignó a Villanueva y a su abogado Eutiquio Damián Santiago, consideraron que es una injusticia.

 

“No estamos ante unos magistrados conocedores del derecho; es lamentable la justicia en Morelos, la prueba es que no resolvieron de manera favorable porque quieren que yo traiga una declaración de Sara”, dijo.

 

Para Villanueva, “se antepuso los intereses a la justicia, ya que sería un golpe para el Tribunal Superior de Justicia porque los magistrados fueron los primeros que me sentenciaron a 30 años, y sería un golpe para la Fiscalía de Morelos porque quedaría al descubierto que se fabrican delitos”.

 

Agregó: “Estoy desilusionada de estos magistrados, de recién ingreso, pero estoy fuerte y seguiré mi lucha y defensa”.

 

El abogado Eutiquio Damián Santiago, anunció que en unos días presentarán un juicio de amparo ante la autoridad federal.

 

Contexto

 

La detención de María Luisa se dió durante la administración del entonces Jorge Carrillo Olea, se enfrentaba una ola de inseguridad y el delito de secuestro se apoderó del territorio.

 

Más tarde quedaría  al descubierto por investigaciones de la Administración de Control de Drogas​, conocida por su sigla como (DEA por su siglas en inglés), que desde el Grupo Antisecuestros se realizaban secuestros y/o protegía a bandas de secuestradores; además de que que fabrican delitos y generaban chivos expiatorios,  como resultado surge un movimiento social que provocó la caída del mandatario.

 

Se le inició juicio político y, previo a resolverse, Olea renunció y a cambio fue exonerado.

 

En caso de Villanueva sea declarada inocente, decenas de personas que purgan una condena por secuestro presuntamente cometido en esa época podría iniciar  un juicio debido a que presumiblemente sus detenciones y procesos judiciales se habían realizado en las mismas condiciones.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *