CIUDADESTADOSSOCIEDAD Y JUSTICIA

Hombre descuartizó a su padre en Navidad para seguir cobrando la pensión

Un hombre llamado Alexis conmocionó a la comunidad de Argentina luego de darse a conocer que cometió hechos atroces en contra de su propio padre; descuartizó el cuerpo para no dejar de cobrar la pensión del señor de 83 años.

 

De acuerdo con autoridades los vecinos de la víctima dejaron de verlo cuando inició la pandemia por covid, es decir desde el año 2020, no supieron más de él y creyeron que lo llevaron a un geriátrico para su cuidado.

Sin embargo, pocos sabían que su hijo de 46 años era quien estuvo a cargo de todo y lo mantuvo encerrado viviendo bajo un estado crítico de salud, pero ahora se sabe que el propietario perdió la vida y fue Alexis quien lo desmembró para no dejar de tener la pensión.

 

Gracias a cámaras de seguridad autoridades y vecinos lograron dar con el presunto responsable, a quien lograron identificar luego de verlo arrastrar una maleta por los pasillos de la calle hasta dejarla junto a un bote en una plaza pública.

 

Al parecer la víctima habría muerto la madrugada de Navidad y más tarde el detenido decidió descuartizar el cuerpo, esto con el objetivo de no perder la jubilación del octogenario que usaba para mantenerse.

 

Alexis reveló a policías que su papá «lo tenía podrido» y eso lo motivó a cometer el delito, sin embargo, todo tendrá que repetirlo ante el fiscal para validar sus declaraciones.

Al hombre lo encontraron dormido en el departamento mientras abrazaba un cuchillo ensangrentado, pero ya portaba prendas limpias; aunque toda la ropa la encontraron para lavar y tras ser capturado advirtió que la cabeza estaba «en el freezer y el pie, la tibia y el peroné de su padre, en una bolsa en el lavadero».

 

Las manos de la víctima siguen sin ser localizadas.

 

Investigadores encontraron en la página de Facebook de Alexis que tenía una foto de perfil donde una figura varonil, como simulando a un chef, sostenía dos grandes cuchillos, similares al que usó para desmembrar a su padre.

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *