CIUDADPOLÍTICASOCIEDAD Y JUSTICIA

Peso argentino amanece con devaluación histórica tras anuncio de Javier Milei

El peso argentino experimentó un colapso histórico del 54.24%, marcando un cambio sin precedentes en sus transacciones mayoristas.

 

Este acontecimiento se dio en concordancia con las medidas anunciadas por el nuevo Gobierno ultraderechista liderado por Javier Milei, que busca abordar un creciente déficit fiscal y combatir una inflación anual descontrolada.

 

La primera cotización electrónica de la moneda se estableció en 801 unidades por dólar vendedor, comparado con el cierre anterior de 366.55 unidades. Este dramático desplome refleja las acciones de la administración del Banco Central y las políticas fiscales propuestas por el ministro de Economía, Luis Caputo, en colaboración con Milei.

 

Pobreza en Argentina a nivel muy alto

 

La población argentina ya enfrenta una inflación del 200% anual, pérdida abrupta del poder adquisitivo, una tasa de pobreza superior al 40%, y reservas netas negativas en el Banco Central en un contexto de estanflación. La devaluación del peso busca generar competitividad mediante un recorte drástico de gastos y medidas ortodoxas.

Economistas como Enrique Szewach y Carlos Melconian expresan su preocupación por las consecuencias del ajuste, anticipando meses de fuerte recesión e inflación adicional. A pesar de que el ataque al déficit fiscal benefició a los activos domésticos, la bolsa experimentó fluctuaciones y la demanda del peso en el mercado marginal («blue») mostró una brecha considerable.

 

La decisión de mantener una tasa de interés del 133% anual y establecer una «paridad móvil» para debilitar el peso mensualmente después de la devaluación refleja la estrategia del Banco Central. Sin embargo, expertos como la consultora Capital Economics advierten que esto podría llevar a una nueva devaluación en el futuro.

El Gobierno también anunció recortes en subsidios al transporte y la energía, así como una reducción drástica en obras públicas para eliminar el déficit fiscal y disminuir el riesgo país. La meta es lograr un déficit cero y eliminar la emisión monetaria para financiar el Tesoro, buscando credibilidad en medio de la crisis.

Las visitas de funcionarios estadounidenses a Argentina al final de la semana se interpretan como un respaldo al nuevo Gobierno de Milei, quien durante la campaña electoral prometió eliminar el control de capitales y reformar la economía. La situación económica crítica se compara metafóricamente con un «paciente en terapia intensiva a punto de morirse», según el vocero presidencial, Manuel Adorni.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *