Volkswagen prepara la salida a bolsa de Porsche en una operación histórica

Después de meses de anunciar la salida a bolsa de Porsche, parece que Volkswagen ya le ha puesto fecha. La salida podría convertirse en una de las más importantes del mundo, en un momento marcado por la inflación y la crisis energética.

Según publica Reuters, el Consejo de Administración de Volkswagen aprobó lanzar una oferta pública inicial con el objetivo de que coticen en el Mercado Regulado de la Bolsa de Frankfurt a finales de septiembre o principios de octubre. 

 

Sin embargo, este calendario está «sujetos a la evolución de los mercados de capitales», según afirma el fabricante.

 

Fuentes cercanas a estas negociaciones detallan que Volkswagen podría ampliar el periodo de cuatro semanas para que los compradores expresen su interés, o retirar sus planes por completo, en caso de que no haya suficiente entusiasmo para que el movimiento merezca la pena.  

 

En un principio, esta operación tendría una valoración que oscilaría entre 59,000 y 84,000 millones de dólares. Una cifra bastante alta, teniendo en cuenta que otros grupos de lujo como Aston Martin y Ferrari, tuvieron fuertes caídas en estos meses en el precio de sus acciones.

 

El plan de Volkswagen es partir las acciones de Porsche en dos paquetes

 

Hasta el momento, el grupo no ha dado detalles exactos de esta salida, aunque su intención es partir en dos los paquetes las acciones.

 

Por un lado, 50% de acciones preferentes, es decir, estos accionistas no tendrán derecho a voto. Por otro lado, 50% restante serán títulos ordinarios, cuyos propietarios sí podrán votar.

 

Para esta salida, el plan es ofrecer en oferta pública 25% de las acciones preferentes, mientras que 25% más una acción de las ordinarias se le venderán a Porsche SE, el holding que controla más de 53% de Volkswagen.

 

Porsche SE pagará por ello el precio de cotización con el que se estrene en Bolsa más una prima del 7.5%.

 

Con este plan, la compañía mantiene a Porsche en sus reportes

 

De esta manera, tal y como explica la compañía en un comunicado, Volkswagen seguirá manteniendo a Porsche en sus estados financieros incluso después de la implementación de la OPV.

 

«La cooperación industrial y estratégica existente entre Volkswagen y Porsche continuaría de forma integral tras la OPV».

 

En el caso de que la OPV sea un éxito, Volkswagen se ha comprometido a convocar una junta general extraordinaria en diciembre de este año en la que planteará un dividendo de 49% de los ingresos brutos generados por esta operación.

 

La salida de Porsche es una estrategia para tener mayores ingresos

 

Volkswagen lleva meses anunciando esta salida, lo que para ellos es un paso fundamental para la transformación de la compañía.

 

El objetivo es desarrollar su oferta de software y vehículos eléctricos. 

 

Además, la posibilidad que tiene Porsche como marca de lujo de subir los precios la convierte en una fuerte fuente de ingresos para el consorcio.

 

De hecho, su beneficio operativo se disparó 22% en el primer semestre de este año, en contraste con una caída de 8% en la marca Volkswagen, orientada al mercado de masas.

 

Los expertos no ven con tan buenos ojos esta operación

 

«Las condiciones del mercado son actualmente muy desfavorables», explicó Ingo Speich, jefe de sostenibilidad y gobierno corporativo de Volkswagen Deka Investment.

 

Una idea que comparte Hendrik Schmidt, experto en gobernanza de Volkswagen DWS.

 

Este experto afirma que insistir en la salida a bolsa, incluso en medio de estas turbulencias del mercado, responde exclusivamente al deseo de las familias Porsche y Piech de tener un mayor control.

 

Además, los analistas del banco Stifel consideran que «VW debería trabajar en su timing: el plan de salida a bolsa se anunció el mismo día en que Rusia invadió Ucrania, la «Intención de salir a bolsa» sale exactamente cuando Rusia deja de suministrar gas a Alemania«.

 

Puede que la operación sea un éxito, pero el invierno que les espera a las marcas automovilísticas en Alemania no es muy alentador.

 

La asociación automovilística del país germano prevé una caída de 4% en las entregas de turismos en Europa este año, con la esperada recuperación pospandémica aún por llegar.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.