Virus golpea industria de 31 estados en abril

México 11 de agosto.- En abril de 2020, primer mes del confinamiento para limitar los contagios de la pandemia de Covid-19, la actividad industrial en las entidades federativas se desplomó 29.3 por ciento respecto a igual mes del año pasado, la mayor caída en la historia del indicador, y Tabasco fue el único estado del país creció a tasa anual, mientras los 31 restantes se ubicaron en terreno negativo.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) reportó que, de acuerdo con el Indicador Mensual de la Actividad Industrial por Entidad Federativa (IMAIEF), en abril pasado Tabasco avanzó 17.7 por ciento respecto al mismo mes de 2019, con lo que ligó seis meses al alza a tasa anual.

De los 31 restantes, lo que reportaron contracciones moderadas fueron Campeche 6.5 por ciento, Michoacán 11.8 por ciento, Yucatán 12.5 por ciento y Chiapas 13.8 por ciento.

En contraste, las entidades federativas que tuvieron las mayores caídas fueron Puebla 57.3 por ciento, su séptimo mes con en terreno negativo a tasa anual, Baja California Sur 54.7 por ciento, Aguascalientes 50.4 por ciento, Coahuila 47 por ciento y Querétaro 44.4 por ciento.

El organismo refirió que de enero a abril de este año, la actividad industrial por entidad acumula una contracción de 9.3 por ciento respecto al primer cuatrimestre de 2019.

Por entidad, las que muestra avance de enero abril sólo son Tabasco con 15.4 por ciento y Colima con 2.2 por ciento a tasa anual.

A su vez, los estados que presentan las disminuciones más pronunciadas en los primeros cuatro meses de 2020 son Baja California Sur con 36 por ciento, Puebla 22.3 por ciento, Nayarit 20.1 por ciento, Guerrero 17.7 por ciento y Aguascalientes 17.3 por ciento.

La directora de Análisis Económico y Financiero de Banco Base, Gabriela Siller, comentó que Tabasco fue el único que aumentó su actividad industrial en el primer mes del confinamiento por la crisis sanitaria posiblemente por la mayor inversión pública destinada a ese estado.

Refirió que Puebla, Guanajuato y Querétaro que se caracterizan por la fuerte presencia de la industria automotriz, actividad que fue suspendida durante todo abril al ser catalogada como no esencial.

En el caso de los estados de Nuevo León, Baja California y Estado de México, apuntó que ya venían de un proceso de desaceleración económica que se profundizó con la crisis del Covid-19.

La economista de Banco Base anticipó que se espera que la actividad industrial en la mayoría de los estados haya tocado fondo durante mayo pasado, a excepción de Puebla, donde se mantuvo la suspensión de diversas actividades, donde destaca el sector automotriz.

Así, a tasa mensual se espera que la mayoría de los estados muestre incrementos a partir de junio. Por el contrario, a tasa anual se espera que la mayoría siga en terreno negativo el resto del año.

Los analistas de Banorte, Delia Paredes y Miguel Calvo, coincidieron que parte de la debilidad en las cifras de abril en la industria regional, se debe al cierre de las actividades por la puesta en marcha de la “fase 3 epidemiológica”, misma que ocasionó disrupciones en las cadenas de suministro, impactando la producción.

“El impacto se sintió en mayor medida, en el sector construcción, mientras que en el de energía eléctrica se mantiene con un mejor desempeño”, expusieron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *