Videojuegos y su relación con la parálisis cerebral severa: estudio

Un estudio observacional iniciado en el Hospital Infantil Universitario Niño Jesús y continuado en el Centro Superior de Estudios Universitarios La Salle ha concluido que el uso terapéutico de videojuegos es una herramienta de gran interés para aumentar la adherencia al tratamiento y participación social del niño con parálisis cerebral severa, tanto en el ámbito familiar como en el ámbito social.

En este sentido, los investigadores consideran necesaria la introducción constante de juegos nuevos para mantener la motivación del paciente, así como la inclusión de las nuevas tecnologías como herramientas terapéuticas.

El objetivo principal de este estudio ha sido comprobar si existe una mejora del control motor cervical utilizando ejercicios basados en videojuegos dinámicos. La segunda fase de este estudio se ha llevado a cabo en el domicilio de los participantes: 16 niños y niñas con parálisis cerebral severa.

Según se desprende de la investigación, se han encontrado varias ventajas en la inclusión de videojuegos en el tratamiento habitual. Algunas son el bajo coste de las consolas comerciales, la posibilidad de realizar repeticiones de tareas de manera funcional, sensibilidad mejorada a través de estímulos visuales, auditivos y en ocasiones táctiles, y sobre todo el valor añadido de la motivación sobre el aprendizaje motor de los niños.

Esta investigación ha sido realizada bajo el amparo de la Cátedra CINTAS de la Ramón Molinas Foundation gracias al trabajo de profesores del CSEU La Salle y en colaboración con la asociación Convives con Espasticidad.

El investigador principal del estudio, el decano de la Facultad de Ciencias de la Salud de La Salle y miembro del equipo de Convives, el doctor Sergio Lerma, asegura que “este tipo de terapias proporcionan resultados positivos en cuanto a la mejora del equilibrio, el control motor y el rango de movimiento a nivel cervical”.

Lerma advierte de que “los videojuegos no pueden sustituir a las terapias convencionales actuales, pero estas terapias sí podrían verse beneficiadas por la introducción de videojuegos gracias a su efecto motivacional”. “Teniendo siempre en cuenta la edad como factor influyente en los resultados de esta adherencia a los juegos”, puntualiza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *