Una mentira más al parecer, las redes sociales refieren que Ovidio no estaba dentro de un domicilio, estaba en una marisquería

México 21 de octubre.- El jefe del ejecutivo aseguró que no me gusta la especulación, no hago conjeturas. Yo procuro tener información de primera y la tengo; y no permito que nadie me manipule, no me comparen, porque eso sí calienta. No es de que hacen las cosas y yo no me entero, o yo delego funciones y usted haga lo que quiera. No.

El presidente de México tiene información y sabe muy bien todo lo que está sucediendo y toma las decisiones que corresponden para garantizar la vida de los mexicanos y el bienestar de los mexicanos.

 Le preguntaron ¿Mete las manos al fuego por sus secretarios del Gabinete de Seguridad?

Sencillamente tengo información y nada de lo que usted está planteando es de mi conocimiento, así nada más.

En las redes sociales, las benditas redes sociales, hay muchas cosas, pero yo prefiero que haya excesos de información en las redes sociales a que no haya información como era antes, porque antes controlaban a los medios casi a todos y era un silencio cómplice.

Ahora no, ahora hay muchísima información, nada más hay que saber cuál información es objetiva, cuál no y qué información tiene un propósito básicamente político electoral.

Los medios, que fingen que son independientes cuando no son más que voceros de grupos de intereses creados, nada más que disfrazan de independientes; y luego hasta se enojan porque les decimos que representan al conservadurismo, representan a lo que se padeció, representan a la corrupción. Esos medios que ahora son opositores a nuestro gobierno, fueron los alcahuetes, fueron los que se dedicaron a quemar incienso a apoyar a los que saquearon al país y nunca se decía nada.

Por ejemplo, en esto de la violencia, imagínense cuántas matanzas, cuántas masacres, ¿y había información?, no, se callaba todo, violaciones de derechos humanos. Si por eso es que se dio la orden de exterminar, se llegó a decir, los encargados de los operativos, que había la orden de arriba de limpiar, porque arriba se encargaban de los derechos humanos; o sea, libertad para reprimir. Eso ya no hay, eso ya no existe, por eso, quisieran que nosotros regresáramos a lo mismo.

Imagínense si el jueves hubiese habido muchos muertos, ¿cómo estaríamos? Era frenar un proceso de transformación, era detener la posibilidad de un cambio verdadero en el país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *