Trump está furioso con sus abogados por su segundo juicio político

El expresidente Donald Trump está furioso porque el desempeño de sus abogados el primer día de su segundo juicio político fue un desastre, mientras que aliados y senadores republicanos cuestionaron la estrategia y algunos pidieron que cambie a su equipo legal, una vez más.

Trump, quien veía el juicio que se desarrollaba en Washington desde su club Mar-a-Lago en Palm BeachFlorida, estaba furioso por lo que veía, según una persona familiarizada con su opinión.

También los senadores criticaron lo que describieron como un desempeño inarticulado, cuando el equipo de Trump y los fiscales demócratas comenzaron a presentar sus argumentos ante el Senado.

Aunque es poco probable que más de un puñado de republicanos voten en línea junto a los demócratas para declarar culpable al expresidente al final del juicio, el proceso judicial era una posibilidad para que Trump intentara reparar parte del daño a su legado provocado cuando una turba de sus partidarios asaltó el Capitolio.

Trump ha sido acusado de incitar la insurrección del 6 de enero y, el mes pasado, se convirtió en el primer presidente en la historia de Estados Unidos en ser enviado a juicio político dos veces.

Sin embargo, el equipo de Trump -que fue presentado hace poco más de una semana- parecía no estar preparado mientras intentaba una rutina de “policía bueno, policía malo”, que pasó de la adulación a la jerga legal y contrastó con las emotivas y centradas interlocuciones de los demócratas.

Trump estaba impresionado con los demócratas, que iniciaron la sesión del martes con un poderoso video que compilaba escenas del ataque al Congreso.

Se quejó de que su equipo -sobre todo el abogado principal, Bruce Castor- dio una mala impresión en televisión y se vio débil en comparación, según la persona, que habló bajo condición de anonimato para revelar conversaciones privadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *