Spectre: El primer modelo eléctrico de Rolls-Royce termina sus pruebas en el Circulo Polar Ártico

Rolls- Royce ha finalizado un intenso programa de pruebas 55 km del Círculo Polar Ártico de su primer modelo 100% eléctrico que será conocido como Spectre para comprobar su optimo funcionamiento de tosos sus sistemas. Se trata de un sedán de superlujo construido sobre una novedosa estructura especial de aluminio que lo dota de una bajo peso y una estructura muy solida, pero lo mas novedoso es el programa Rolls-Royce 3.0 que es la integración de un tren de potencia totalmente eléctrico y la inteligencia descentralizada en la arquitectura del modelo.

“Spectre es el símbolo de nuestro futuro eléctrico brillante y audaz, y representa un cambio radical en nuestra tecnología de tren motriz. Por este motivo creamos un programa de pruebas más exigente y extremo jamás concebido por la emperesa, y abarcaría 2,5 millones de kilómetros, simulando más de 400 años de uso de un Rolls-Royce, en promedio. Hoy, puedo confirmar que el 25% de este viaje ya está completo, y los resultados han cumplido con nuestras expectativas más ambiciosas”, afirmó Torsten Müller-Ötvös, Director Ejecutivo de Rolls-Royce Motor Cars.

Sin miedo al hielo

 

la firma británica ha delelado las primeras fotos oficiales de su modelo Spectre dura las duras pruebas de invierno en las instalaciones de Bespoke, a solo 55 km del círculo polar ártico, donde las temperaturas caen de -26 hasta -40 grados centígrados, donde se comprueba el buen funcionamiento de todos los sistemas, en especial el tren motriz eléctrico para comprobar su optimo funcionamiento.

 

La otra parte esencial en este test es comprobar la respuesta a nivel de chasis del modelo a la hora de conducirlo por superficies tan complicadas como la nieve y el hielo. Además suele ser una superficie perfecta para simular escenarios a nivel dinámico que normalmente ocurrirían solo a altas velocidades. Todo ello se graba y se analiza en cámara lenta para comprobar la respuesta a nivel de conducción del modelo.

 

“Refinar el tren motriz totalmente eléctrico que sustenta a Spectre desafía la definición misma de ingeniería. La salida de los motores de combustión interna nos permite aumentar significativamente el poder de procesamiento de nuestros componentes individuales y crear una Inteligencia Descentralizada. Nos referimos a esta era sin precedentes, en la que nos beneficiamos de una arquitectura de tren motriz electrónico y eléctrico altamente interconectada, multicontrol y multicanal, como ‘Rolls-Royce 3.0”, explicó Mihiar Ayoubi, Director de Ingeniería de la firma inglesa.

 

Así es el Rolls-Royce Spectre

 

El Espectre toma su base de los concept car Rolls-Royce 102EX (develado en el 2011) y el 103EX presentado en 2016, que anticipaban el futuro eléctrico de la marca, y tanto los clientes como los directivos de la empresa sintieron que las características de un tren motriz eléctrico encajarían perfectamente en la firma inglesa, por lo que en septiembre de 2021, Torsten Müller-Ötvös, afirmo categóricamente: Rolls-Royce se volverá eléctrico a partir de esta década.

 

De esta forma naci el proyecto Spectre´, un modelo que será construido desde cero y no compartirá ningún elemento en común con los modelos actuales de la marca, y que representa todo un desafío desde el punto de vista de ingeniería y diseño, pues la empresa busca construir una carrocería y plataforma sumamente ligera, pero al mismo tiempo de gran solidez, mientras que el nuevo tren motriz eléctrico marcará el futuro de Rolls-Royce en cuento a electrificación, conducción autónoma y conectividad para ofrecer un gran desempeño, seguridad y placer de conducir.

 

El Spectre llegará al mercado mundial en el cuarto trimestre del 2023, lo que significa que aún se tomarán un tiempo considerable para seguir afinando el que será uno de los modelos más importantes en los 117 años de historia de la compañía británica, sobre todo después de que ésta haya anunciado que su objetivo, como el de tantas otras marcas europeas recientemente, es convertirse en una firma 100% eléctrica para el año 2030.

 

El fabricante británico no ha develado más detalles de sus características técnicas de este vehículo, por lo que habrá que esperar hasta el ultimo trimestre del año para conocer más d ellos avances de las pruebas a las que esta siendo sometido, y que promete convertirse en uno de los autos eléctricos más potentes, silenciosos y cero emisiones del planeta, gracias a que contará con dos motores, cada uno encargado de mover un eje, con una potencia en conjunto de 600 Hp y tracción integral.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.