Se vive severa crisis al interior de Profepa por falta de presupuesto,acoso y hostigamiento laboral

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) se encuentra inmersa en una crisis interna debido a los pobres resultados en las labores de inspección y vigilancia por falta de presupuesto, a la que se suman denuncias del personal por acoso y hostigamiento laboral en contra de la titular Blanca Alicia Mendoza Vera.

Las quejas fueron enviadas por un grupo de 127 trabajadores de confianza al correo electrónico de la Secretaría de la Función Pública (SFP) y de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), donde advierten que se encuentran hartos, cansados, fastidiados y estresados por las actitudes déspotas y arrogantes de la procuradora

Algunas de las irregularidades que enumeran los inconformes son que les piden hacer actividades adicionales a las que venían desempeñando, y a las descritas en sus perfiles de puesto, además de que les exigen quedarse a trabajar hasta las 11 de la noche, mientras que los que tienen puestos directivos son obligados a laborar entrada la madrugada.

Aseguran que Blanca Alicia Mendoza Vera daña psicológicamente a los trabajadores, ejerce un exceso de control sobre ellos, hace cuestionamientos invasivos y utiliza un tono despectivo y discriminatorio, por lo que en las subprocuradurías y en el área de comunicación social la gente contratada por ella misma, no aguanta mucho tiempo y prefiere renunciar.

Los empleados que suscribieron la carta también señalaron que en puestos clave, la titular de la Profepa colocó a amistades, gente cercana e incluso a sus alumnos de la carrera de Derecho de la UNAM, que no tienen ninguna experiencia en el tema ambiental, lo que se traduce en malas actuaciones que dejan mal parada a la institución.

De forma paralela a estas denuncias, desde la semana pasada, apareció en la plataforma change.org, la petición para que Blanca Alicia Mendoza Vera renuncie a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente.

La solicitud que lleva hasta ahora 508 firmas de apoyo, advierte que Mendoza Vera “favorece a sus amigos y alumnos de la carrera de Derecho, donde siguió dando clases hasta antes de la pandemia. La señora actúa sin conocimiento del sector público ambiental, siendo una persona déspota, arrogante y sin respeto al personal a su cargo”.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente tiene la misión de cuidar la justicia ambiental en estricto cumplimiento de la ley, por lo que requiere la participación de todos los sectores de la sociedad y de los tres niveles de gobierno, no puede seguir estando aislada por la soberbia de esta señora, ya que lo único que provocará será una mayor fragmentación del sector ambiental”, subraya la petición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *