Responsabilidad de asegurar abasto de agua es de los tres niveles de gobierno: Coparmex

Ante la falta de abasto de agua potable en diferentes zonas del país como Monterrey, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) aseguró que es responsabilidad de los tres niveles de gobierno asegurar el abasto, distribución y tratamiento del líquido vital, por lo que exigió asuman su responsabilidad ya que no abonan declaraciones que buscan evadir el tema.

 

El presidente del organismo, José Medina Mora, señaló que la falta de agua no sólo tiene que ver con la escasez de lluvias, sino con la ausencia de una planeación, medidas para reducir el hacinamiento, reparación de fugas y un manejo adecuado de aguas residuales que pueden ser tratadas, además de la sobreexplotación de los acuíferos.

 

“La responsabilidad de asegurar el abasto, distribución y tratamiento de agua es de los tres niveles de gobierno, y en nada abonan las declaraciones de autoridades que buscan evadir su tramo de competencia; es una responsabilidad compartida que requiere de diálogo, planeación, visión de largo plazo y recursos suficientes para el desarrollo de infraestructura. Todos son responsables”, aseveró.

 

Expuso que la política ambiental de la presente administración no cumple con los compromisos internacionales asumidos, por lo que pidió hacer valer el Objetivo de Desarrollo Sostenible 6 de Agua Limpia y Saneamiento y su meta número uno, que compromete de aquí al año 2030 a que se logre el acceso universal y equitativo al agua potable a un precio asequible para todos.

 

“Hacemos un llamado a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) para que aceleren las gestiones y se publique y difunda el Acuerdo de inicio de emergencia por ocurrencia de sequía severa, extrema o excepcional en cuencas para el año 2022 y se tomen todas las medidas necesarias para mitigar la grave crisis que enfrenta el país”, resaltó.

 

En ese sentido, agregó que un llamado es para el Congreso de la Unión y a la Secretaría de Hacienda para que se dote de los recursos necesarios en 2022 y 2023 a las entidades federativas para el desarrollo de infraestructura para la captación, reinyección, saneamiento y reparación de fugas en la red nacional.

 

“A los gobiernos estatales y municipales para que asuman su responsabilidad de formular, actualizar y controlar el desarrollo de los programas de operación hidráulica y hacer la planeación para la distribución del líquido en sus comunidades; no pueden lavarse las manos”, destacó Medina Mora.

 

Indicó que las entidades más afectadas por la sequía son Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Chihuahua, Coahuila, Durango, Guanajuato, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Nayarit, Nuevo León, Querétaro, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tamaulipas, Veracruz y Zacatecas. “Sin embargo, en las otras 13 también se han presentado condiciones de sequía atípica y sólo Campeche, Chiapas, Tabasco, Yucatán y Quintana Roo registran menos problemas”.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.