¿Qué hay de las renuncias con Audomaro y Durazo?

México 21 de octubre.- Eso es lo que quisieran nuestros adversarios, los conservadores. En vez de actuar con responsabilidad, porque estaba de por medio la vida de la gente, azuzaron, hasta expresidentes gritando, pidiendo mano dura, violencia, que respondiéramos así, con violencia, como lo hacían ellos, mostrar trofeos que no resolvían para nada el problema de fondo, que es garantizar la paz y la tranquilidad.

Fue una tarde-noche muy difícil, de crisis el jueves a partir de las tres de la tarde. Ya para la noche ya tenía yo la información de que había pasado lo peor, lo difícil; y ya se empezó a normalizar la situación en Culiacán, se vuelve a la normalidad, que era lo que nos importaba.

Pero hubo en este tiempo una campaña hasta irracional en medios de nuestros adversarios, algo fuera de lo normal. Pensaron que era el momento de afectarnos políticamente. Yo siempre creo mucho en la sabiduría de la gente y sé que la mayoría de los mexicanos aprobó la decisión del gobierno.

Imagínense, esos mismos que gritaban como pregoneros que había que usar la fuerza y que tenían que mostrarse que había pantalones, en esa concepción machista, como si gobernar un país fuese el equivalente a actuar como encargado de un cuartel o ser un represor. Quien gobierna un país tiene que cuidar la vida de todos, más que nada ese es su propósito principal, cuidar la vida de las personas.

Pero imagínense si se continúa con el operativo y se hubiese perdido la vida de muchos, porque esa fue la valoración que se hizo, muchos iban a perder la vida, y además gente inocente, población civil, no sólo los delincuentes, que son seres humanos, los soldados, que los tenemos que proteger, que los tenemos que cuidar, sino civiles.

Hoy, a pesar de que tú me estás preguntando de esta manera, no es tan fuerte, tan contundente tú planteamiento, ¿cómo me estarías preguntando hoy si hubiese habido una masacre?

Entonces, no estarían hablando de la renuncia a lo mejor de Audamaro y de Durazo, sino de la renuncia del presidente.

Entonces, independientemente de eso, que si fue bueno o malo, si nos afecta o nos beneficia políticamente, si se tiene que renunciar o no se tiene que renunciar, aquí lo más importante es tener la conciencia tranquila, y saber que se actúa con humanismo, eso es lo más importante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *