Presentan iniciativa para que crematorios no violen las normas ambientales

• Para el propósito, Nazario Norberto Sánchez, presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales e Iniciativas Ciudadanas presentó una iniciativa al Congreso de la Unión, ya que ha crecido la demanda de cremación en decesos por Covid-19

Sobre el impacto ambiental generado por el sector funerario el presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales e Iniciativas Ciudadanas del Congreso de la Ciudad de México, Nazario Norberto Sánchez, propuso una iniciativa para regular con mayor eficiencia las emisiones generadas por la cremación de cadáveres.

Para el propósito, en sesión virtual del Congreso capitalino presentó el proyecto de decreto al Congreso de la Unión que adiciona un artículo 349 Bis a la Ley General de Salud, “Para el caso de la cremación de cadáveres, los prestadores de servicios funerarios, deberán cumplir con todos los protocolos necesarios para su funcionamiento, apegándose en todo momento a lo que establecen las Normas Ambientales y Sanitarias relativas a esta actividad.

Explicó el legislador local que la cremación es el segundo método más practicado en México, ya que el 20% de la población lo solicita y se ha disparado a un 80% en los últimos meses como consecuencia del aumento en el índice de muertes por Covid-19.

“Respecto a los crematorios, un cuerpo expulsa en promedio 27 kilos de dióxido de carbono a la atmósfera, esto equivale a hacer un viaje en auto de 130 kilómetros”, dijo Nazario Norberto al recalcar que “de acuerdo con docentes del Instituto Politécnico Nacional, los hornos crematorios manejan temperaturas de alrededor de los 500 grados centígrados para reducir un cuerpo a cenizas en dos o tres horas, por lo que durante todo este tiempo se emiten gases contaminantes debido en gran parte por la quema del combustible que utilizan, en su mayoría con gas”.

Destacó que además, durante este proceso funerario también se emiten furanos y dioxinas, que son elementos de mayor toxicidad en el planeta y altamente cancerígenos.

Por lo tanto, mencionó Nazario Norberto, “la emisión de partículas requiere ser medida y controlada para asegurarse que no excedan los límites de la norma, por ello, debemos generar disposiciones que puedan prevenir el impacto ambiental que se está presentando en nuestra Capital y por ende en nuestro país, sobre todo obligar a los prestadores de servicios funerarios a apegarse en todo momento a los protocolos establecidos a través de las normas oficiales mexicanas, las cuales establecen los límites máximos permisibles de emisiones a la atmósfera y condiciones de operación de los equipos de cremación e incineración”.

La iniciativa fue turnada a la Comisión de Salud del Congreso de la Ciudad de México, para su análisis y dictamen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *