Por emergencia sanitaria colegios perderían 40% de sus alumnos

La emergencia sanitaria presagia un mal escenario para el sistema educativo privado.

María Luisa Flores del Valle, presidenta de la Alianza para la Educación Superior, prevé que la matrícula caiga 40% en este  nivel, lo que llevaría al cierre de planteles.

Rodrigo Guerra, de la Federación de Instituciones Mexicanas Particulares de Educación Superior, dijo que se busca retener a alumnos con pagos a plazos, con bajo interés o extender becas.

Leonardo García, presidente de la Unión Nacional de Padres de Familia, calcula que 800 mil alumnos migrarían al sistema público, sector que está saturado. Pidió al gobierno dar facilidades fiscales a los colegios privados

Anticipan que 800 mil alumnos migren al sistema educativo público.

Asociaciones de maestros y padres de familia advirtieron que el riesgo del cierre de escuelas particulares sigue latente y presagia un escenario poco sano para el sistema educativo.

La matrícula tiene proyectada una caída fuerte, de un 40% (en la educación superior), quizá me estoy viendo optimista. La situación no es buena, a pesar del avance o la rapidez con la que muchas instituciones educativas han tenido que invertir hacer y mover para que todos los jóvenes tuvieran una educación en línea”, dijo la presidenta de la Alianza Para la Educación Superior (ALPES), María Luisa Flores del Valle. 

En la educación superior, como pasa en otros niveles, Flores del Valle reconoció que padres de familia están enfrentando la disyuntiva de pagar las colegiaturas en colegios privados para que sus hijos estudien en línea, pues parte de su pago tiene que ver con la infraestructura que se les ofrece a los estudiantes.

El pensar que un semestre puedas estudiar en otra institución de menor costo o cambiar directamente a la pública genera un problema muy fuerte. Yo considero que cada institución particular que se cierre es un problema mucho más grande para el gobierno federal”, expuso.

Consciente de la situación, Rodrigo Guerra, de la Federación de Instituciones Mexicanas Particulares de Educación Superior (FIMPES), habló de los esfuerzos que realizan las 111 instituciones pertenecientes a la organización para retener a sus alumnos, como dar plazos para pagar las colegiaturas, extender las becas o financiar con intereses bajos.

Al respecto, Leonardo García Camarena, presidente de la Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF), quien destacó que cerca de 800 mil alumnos migrarían al sistema educativo público, aseguró que a pesar de que el gobierno federal diga que puede recibir la ola de alumnos de escuelas privadas, no hay capacidad para hacerlo.

Por qué no pensar que cualquier gasto que haga un padre de familia sea deducible de impuestos o por qué no pensar en que las escuelas, mientras dure la pandemia, no paguen ningún impuesto, o un descuento, o darles un plazo para que no paguen luz, agua, teléfono, que no paguen el Impuesto Sobre la Renta”, planteó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *