Pega impuesto a bebidas azucaradas a la caries en México

La aplicación de un impuesto a las bebidas azucaradas desde 2014 ha sido benéfica para la salud de los mexicanos, pues se ha visto una reducción de la caries, enfermedad que afecta en promedio a 9 de cada 10 adultos, pero que inicia desde la infancia.

La alta ingesta de bebidas azucaradas ha hecho que México sea considerado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como un país con un problema público de salud bucal, y es que es el mayor consumidor a nivel mundial de estos productos con 163 litros anuales por persona.

Esta situación ha causado que en el país gran parte de la población padezca de distintas enfermedades como la diabetes, segunda causa de muerte a nivel nacional, y la caries, un problema del que no se habla ni se atiende sino hasta que las personas presentan dolores.

Sin embargo, el impuesto a bebidas azucaradas implementado en México desde hace siete años ha golpeado a la caries tanto en niñas y niños, así como en adultos, de acuerdo con la investigación Impuestos a alimentos y bebidas no saludables y salud bucal en México; un estudio observacional, publicada en el Caries Research Journal.

Lo que observamos es que a partir de los 12 años de edad son estadísticamente significativas estas reducciones en la probabilidad de experimentar caries dental y del número de dientes con caries.

Son indicadores claros sobre cómo las personas podrían estarse beneficiando, en promedio, con esta implementación de impuestos”, afirmó el doctor y académico del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo con Equidad (EQUIDE) de la Universidad Iberoamericana, Mauricio Hernández.

El consumo en exceso de azúcares añadidos y la mala limpieza bucal, son algunas de las causas por las que se puede tener caries dental, la cual se origina por bacterias que atacan el esmalte dental; sin embargo, ésta se puede prevenir mediante políticas públicas como la implementada en 2014.

El académico del EQUIDE destacó que el estudio realizado en colaboración con las doctoras Arantxa Colchero, del Instituto Nacional de Salud Pública, y Alejandra Cantoral, del Departamento en Salud-Universidad Iberoamericana, muestra la relación que ha tenido el impuesto a bebidas azucaradas con la salud bucal de los mexicanos.

Hay cierta evidencia, de acuerdo con los resultados, de que sí hubo una reducción (en el riesgo de padecer caries). En este estudio lo que reportamos sí tiene que ver con los impuestos reales en curso y observando las condiciones y atenciones en salud bucal en las personas”, aseveró Mauricio Hernández.

Explicó que, tras el análisis de los datos de los cubos dinámicos, de 2007 a 2018, y del Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Patologías Bucales (SIVEPAB), de 2009 a 2018, se estimó una ligera, pero relevante reducción en la posibilidad de padecer caries y del número promedio de dientes cariados.

Los resultados arrojan que entre niños y jóvenes de 6 y 19 años de edad, la probabilidad de haber tenido caries se redujo en 2.8 por ciento, en tanto, el número promedio de dientes con caries disminuyó 0.305 unidades.

Además, entre niños y niñas de 12 años la probabilidad de tener más de 3 dientes con caries bajó 3.7 por ciento y el número promedio de dientes con caries se contrajo 0.298 unidades.

Pero el impacto en la salud bucal no se limita a niños y jóvenes, pues en lo que se refiere a los adultos de más de 20 y 30 años de edad también hay reducciones de 2.1 y 1.7 por ciento en la probabilidad de padecer caries, por lo que a largo plazo, destacó el académico, esta política pública del impuesto ha tenido beneficios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *