Pandemia acaba con restaurantes en la colonia Condesa

CIUDAD DE MÉXICO 23 de junio.- .Hasta hace unas semanas el número 180 de la avenida Sonora, en la colonia Condesa, el restaurante Trattoria llenaba de vida la zona; sin embargo, ahora luce cortinas cerradas y basura entre los macetones.

Esa esquina era un punto de referencia de esta zona, la gente venía mucho los jueves, viernes, sábados y domingos. Pero cuando comenzaron a vender sólo para llevar todo cambió: eran menos empleados, las ventas bajaron mucho, no sólo ahí, en todos lados.

Hasta donde sabemos, ya no pudieron pagar la renta de más de 90 mil pesos mensuales y cerraron de un día para otro, después comenzaron a desmantelarlo y ahora ya hasta se ve feo todo abandonado” comentó Luis, quien trabaja como valet parking.

En la esquina de avenida Michoacán y calle Parral la fonda GAFURA se mantiene en pie, recordando que ha sobrevivido a momentos muy difíciles desde 1992, y con un sistema muy exigente de austeridad.

Hemos sobrevivido con la venta a domicilio. Tenemos un rol entre empleados, apagamos la mitad de las luminarias y la mitad de nuestros refrigeradores. Tenemos algunas deudas con los proveedores, ahora nos abastecemos en la Central de Abasto.

Somos muy afortunados porque aquí no se ha despedido a nadie, somos 60 empleados; el local es rentado”, comentó Ernesto García, gerente de fonda GARUFA, quien aseguró que la fonda se mantendrá abierta y con servicio para llevar.

El mercado Melchor Ocampo, mejor conocido como Medellín al estar localizado en la calle con el mismo nombre, sólo 200 locales, de los más de 500, están abiertos por vender productos esenciales.

70 negocios de la Condesa fueron apercibidos por el Invea, para cerrar por no ser esenciales, hasta ayer

En una de las entradas, un locatario ofrece gel antibacterial y exige el cubrebocas para entrar. Sin embargo, algunos locatarios trabajan sin cubrebocas.

Las medidas son muy necesarias para cuidarnos todos, pero algunas personas irresponsables andan como si nada. Esos no deben estar ahí”, expresó Rosario Campos, una consumidora.

Por el contrario, Alexa, encargada de una tienda de abarrotes y cremería en el local 31, terminó de colocar una mica protectora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *