Osvaldo Benavides busca representar otras masculinidades

Osvaldo Benavides es uno de los actores más reconocidos de la televisión y el cine nacional. Recientemente, interpretó a José Andrés Carranza en Monarca, un padre de familia gay que asume su sexualidad, pero que lleva un matrimonio heterosexual. Su papel conectó con el público, pero a pesar del éxito que tuvo esta producción, se anunció su fin. 

“Todo lo que nos habíamos propuesto de la serie se logró, los productores demostraron que se puede hacer un melodrama interesante, distinto y nada superficial. Creo que en México la gente sigue casada con la idea de que melodrama significa una trama vacía y predecible, pero esta serie fue compleja y tanto los personajes como la historia están bien construidos y tienen muchas capas”, nos dijo el mexicano que ha estado en series como Soy tu fan y películas como Por la libre La dictadura perfecta.

Por cierto, la paternidad le sienta muy bien. Osvaldo dejó ver su faceta de papá durante esta entrevista por Zoom, la cual atendió mientras cuidaba de sus dos hijos pequeños, quienes se acercaron a saludar a la cámara, algo poco común pues el actor suele ser un tanto reservado en cuanto a su vida personal. 

Pero, volviendo a sus proyectos, acaba de estrenar La suerte de Loli, una serie de Telemundo que está por llegar a Netflix y que protagoniza junto a Silvia Navarro. Aquí interpreta a un papá y novio comprometido: “Mi personaje apoya al de Silvia, que es una mujer fuerte e independiente. La verdad es que trabajar con ella siempre es divertido porque somos como hermanos y nos conocemos desde hace muchos años”, nos platicó el actor que actualmente ha elegido personajes que tratan de representar la masculinidad de una forma distinta, una incluso más libre. 

A pesar de esto, en su carrera también ha interpretado papeles como los del típico galán mexicano mujeriego o el “gay de clóset”, como él dice, de los cuales asegura ya estaba cansado, porque considera que la sexualidad de las personas ya no debería ser un tema de discusión. 

“Me gusta que ya haya más apertura, aunque creo que en México aún somos muy doble moral. En el caso de los papeles, ya vemos otro lenguaje en la ficción… yo ya estaba harto de los estereotipos machistas y homofóbicos”, dijo. Además, aseguró que aunque hay un gran avance, “desgraciadamente siguen las etiquetas tanto en la vida real como en la pantalla”. 

Por eso Osvaldo piensa que a las producciones nacionales todavía les falta escribir historias con personajes que retraten otras masculinidades. “Aún nos falta mucho para estar al nivel de producciones internacionales que ya tienen más apertura en cuanto a temas que aquí aún no se tocan, pero me da gusto que las plataformas de streaming den pie a tener contenidos diversos, con personajes e historias que generen discusión y abran nuevos panoramas”. 

Por eso el actor de 41 años se muestra positivo y afirma que aunque en nuestro país existe un gran bagaje de los típicos personajes masculinos de las telenovelas, la indutria se está adaptando y está construyendo papeles e historias más interesantes. 

También nos habló de las oportunidades que han surgido a raíz de la pandemia para las personas que se dedican al entretenimiento, ya que la gente pasa más tiempo en casa viendo películas y series. “Me siento afortunado porque desde que empezó el confinamiento he tenido trabajo. Para esta industria que se vio bastante afectada, el streaming fue una buena oportunidad para generar empleos”, dijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *