NEGLIGENCIA, IRRESPONSABILIDAD Y FALTA DE VISIÓN DE NAHLE Y BARTLETT, CAUSANTES DE LA CRISIS DE COMBUSTIBLE EN EL NORTE DEL PAÍS: PRD

·        Pretenden aprovechar “como anillo al dedo”, el anuncio texano de suspender exportaciones de gas a México, e imágenes de la tormenta invernal inédita, para justificar un error estratégico que cometieron por su mal llamada “austeridad” republicana, alerta
·        A diferencia de otros años, esta vez el gobierno de López Obrador optó por no hacer contratos anuales de gas natural con Texas y hoy, en estos tiempos de escasez por la situación climática de aquel estado, México ya no puede adquirir el combustible para atender su demanda interna
·        A ello se suma que siguen pospuestas o canceladas las rondas para invertir en exploración y producción de gas natural. Éstas, junto a los contratos no hechos con antelación, han causado un daño irreversible para el país, acusa
 
Después de dos días de la crisis de combustible en el norte del país, repentinamente aparecen el director de la Comisión Federal de Electricidad, Manuel Bartlett y Rocío Nahle, Secretaria de Energía, para aprovechar -como anillo al dedo- el anuncio del gobierno de Texas (Estados Unidos) quien suspendió la venta de gas natural a México, y usar las imágenes de la tormenta invernal inédita, con el fin de justificar su negligencia, irresponsabilidad y falta de visión, que han derivado en el desabasto de energía eléctrica en diversas entidades del país; pero, sobre todo, justificar los daños y las consecuencias gravísimas que su descuido provocará en los próximos meses, afirmó el diputado federal del Partido de la Revolución Democrática, Antonio Ortega Martínez.
 
“Lo que no reconocerán nunca Bartlett y Nahle, es la falta de visión y responsabilidad política con el país; pero particularmente, la falta de previsión”, señaló el también Secretario de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados quien refrendó, a nombre del Grupo Parlamentario el PRD, la necesidad de que ambos funcionarios comparezcan ante esta soberanía para presentar sus informes y que se tomen medidas frente a lo que llamó “una fatal negligencia, irresponsabilidad y error de previsión como política pública que tienen entre sus atribuciones”.
 
“¡Ellos sabían que se avecinaba la tormenta invernal y debieron haber previsto las posibles consecuencias! subrayó al tiempo de exponer que “un mal mucho más profundo y grave les impidió cualquier toma de decisión: Suspendieron contratos de compra de gas natural (anuales, como se venía haciendo), con la idea de que las ‘variaciones del mercado’ no justificaban un pago con cobertura”.
 
Es decir -explicó el legislador- lo que está claramente expuesto ahora, es que durante los meses de marzo a noviembre (del 2020, alrededor de ocho meses), se alcanza un precio máximo de 5 dólares la “molécula” (de gas natural); y durante cuatro meses de invierno, los precios se elevan de 200 o 300 dólares.
 
Estamos hablando –repuso-  de que, durante muchos años, México acudió al mercado “de futuros” y establecía contratos anuales pagando cada mes, invariablemente, una cuota por encima del valor de la “molécula” en el mercado, indistintamente de los meses (los cuatro de invierno, en donde se dispara el precio del mercado, y los ocho en los que se registra una baja del precio del combustible.
 
“Entonces, Bartlett, Nahle y el Presidente Andrés Manuel López Obrador cometieron un error de política pública estratégica por una mal llamada ‘política de austeridad’ y evitar lo que denominan: ‘la voracidad e injusticia del mercado’, por lo que dejaron de pagar con cobertura, los contratos y –desde luego-  hoy se opera con acuerdos llamados imponderables’ que no obligan a Texas cumplir” con la venta del combustible, como sí ocurre con los que se venían aplicando en años previos, precisó.
 
“Cuando se hacen contratos con cobertura, la contraparte que oferta el gas, está obligada jurídicamente a cumplir. Entonces, esta es una primera falta del gobierno y que tiene que ver con el mercado de futuro”.
 
La segunda, falla, mencionó, es que los pronósticos meteorológicos anunciaban perfectamente los riesgos y no tomaron previsiones para aminorar las consecuencias. Es hasta hoy que están empezando a tomar medidas. Y la tercera falta, sostuvo, es la suspensión de las rondas para las asociaciones público-privadas que habrían garantizado la construcción de instalaciones para el almacenamiento y distribución de gas.
 
“Creo que hay negligencia, una política pública equivocada porque siguen pospuestas o ya canceladas las rondas para invertir en exploración y producción de gas natural; y estas dos medidas junto a los contratos, han causado al país un daño que parece irreversible”, finalizó.
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *