Necesario garantizar salud en pacientes de cirugía reconstructiva

26 de octubre 2018.-Las pacientes con cáncer de mama no sólo requieren atención al momento de enfrentar la enfermedad, también es necesario que se les atienda después, especialmente si requieren de cirugía reconstructiva. Para evitar que los padecimientos de las sobrevivientes del cáncer se agraven por una mala práctica de cirugía plástica, es importante que se atiendan con un médico cirujano plástico certificado. La empresa ZariaMed realizó en la Ciudad de México, la presentación de nuevas tecnologías que ayudan a que la cirugía reconstructiva sea segura, entre ellas, unos implantes de la empresa Motiva, altamente resistentes para evitar fugas y sean biocompatibles, lo que evita el riesgo de rechazo. Además, se exhibió un escáner 3D que permite a los médicos y a las pacientes revisar la mejor opción de implante mamario, dicho escáner recibe el nombre de “Divina”, y se proyecta que la efectividad sea de hasta un 95 por ciento. Al dar a conocer estas tecnologías que sólo están disponibles para los especialistas certificados, el cirujano plástico, estético y reconstructivo, Jorge Krasovsky, señaló que es importante ayudar a las pacientes a luchar contra el cáncer y a recuperar su vida social. “Ya una vez que se pudo diagnosticar a los pacientes con cáncer de mama, el siguiente paso es regresarles la seguridad, salvarles la vida, que es el punto número uno y después devolverles la autoestima y regresarles la seguridad” dijo. Por otro lado, la secretaria general de la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica Estética (ISAPS, por sus siglas en inglés), Bertha Torres, afirmó que la obligación del cirujano es cubrir las necesidad del respeto, así como garantizar la salud y el bienestar biopsicosocial de las mujeres. “El tratamiento de una mujer con cáncer no culmina cuando se cura el cáncer, son mujeres que necesitan un procedimiento de reconstrucción, porque es la reconstrucción la que va permitir que estas mujeres se reintegren a su círculo familiar y social”, detalló. En México, de dos mil 500 a tres mil casos de mastectomía que se realizan por año requieren ser reconstruidos. El cáncer de mama es una amenaza a nivel mundial, ya que es la causa número uno de muerte a nivel mundial, aproximadamente muere una mujer por cáncer de mama cada dos horas en el mundo, incidencia se puede bajar a través de programas de prevención y de cuidado oportuno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.