Mujer manda a su esposo al buró de crédito por comprar boletos para Bad Bunny

La euforia por los conciertos que realizará el cantante puertorriqueño Bad Bunny el próximo mes de diciembre en México continúa y en los últimos días sus fanáticos han compartido en redes sociales todo lo que han estado dispuestos a hacer con tal de escucharlo en vivo.

 

Los sacrificios que han hecho los seguidores de Bad Bunny van desde formarse por horas hasta deshacerse de sus pertenencias, pero a una mujer no le importó mandar a su esposo al buró de crédito con tal de conseguir entradas para el concierto.

 

Fue a través de su cuenta de Twitter, que la usuaria @cecycerecita compartió una fotografía de su boleto para el concierto de Bad Bunny que se realizará el próximo 3 de diciembre en el Estadio BBVA Bancomer, en Monterrey, Nuevo Léon.

 

“Te amo Bad Bunny por ti mandé al buró de crédito a mi esposo”, escribió la mujer junto a una fotografía de su entrada.

 

Su publicación ya acumula más de 8 mil 600 likes y varios fans de Bad Bunny la felicitaron porque alcanzó boletos, pero también recibió críticas de usuarios por haber gastado tanto en una entrada para un concierto que solo durara una noche.

 

“Hay no mam… Es neta hasta diciembre quién te asegura que estarás en esos meses”. “Todo sea por estar a más 60 metros de él, sin poder distinguirlo y que le dé igual si estás o no ahí”. “Por eso Coppel y Elektra son empresas rentables en México, porque a la gente le gusta vivir endeudada y ven en este tipo de actos su inspiración y razón de existir”, criticaron algunos usuarios de Twitter.

 

Sin embargo, a la usuaria no le interesaron las críticas y en otra publicación aseguró que prefería gastar 20 mil pesos en un boleto en primera fila para ver a Bad Bunny que dar el enganche para un carro.

 

En días pasados otra usuaria que vive en la frontera de México con Estados Unidos se hizo viral en TikTok, luego de compartir que había gastado 200 mil pesos en tres boletos para un concierto de Bad Bunny en El Paso, Texas porque pensó que valían 3 mil 500 pesos, el precio estaba en dólares.

 

Debido a su error, la joven endeudó a su papá con el banco y tuvo que organizar una rifa donde el premio serían los boletos para así poder saldar la deuda que le ocasionó a su familia. 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.