Miguel Herrera volvió a ser víctima de sí mismo

La segunda etapa de Miguel Herrera en América estuvo marcada por la luz de los éxitos y los trofeos, pero también por la oscuridad de los escándalos extra futbol que, a final de cuentas, terminaron por ser determinantes para la salida del Piojo de la dirección técnica de Coapa.

El incidente del pasado fin de semana en el juego de la Concacaf Liga de Campeones resultó determinante para que las altas esferas americanistas tomaran la decisión de quitar del cargo al Piojo, con lo que una vez más, una reacción suya le generó una consecuencia negativa.

Cabe mencionar que a mediados de año, cuando la renovación de contrato se dialogaba entre la directiva y Herrera, se le hizo saber que tenía que cuidar más sus formas dentro del campo para evitar dar una imagen contrario a lo que desean proyectar como institución, cosa que al final no sucedió y así lo hicieron saber en el comunicado donde anunciaron su destitución al señalar que “las actitudes dentro de la cancha, no cumplen con la grandeza de la institución, ni son los que espera la directiva del club y mucho menos la afición”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *