México infringe el T-MEC: Sindicatos presentan la primera denuncia laboral

Ciudad de México a 10 de Mayo de 2021.-Este lunes la Federación Estadounidense del Trabajo y Congreso de Organizaciones Industriales (AFL-CIO, por sus siglas en inglés) presentó la primera denuncia laboral en contra de México, esto al infringir los términos del acuerdo comercial del T-MEC. 

Esta denundica surge después de que a los trabajadores de la planta de autopartes Tridonex en Matamoros, Tamaulipas, se les negó una representación sindical independiente. La matriz de esta empresa es Cardone Industries, su sede es en Filadelfia y es controlada por un grupo canadiense. 

Esta medida rompe uno de los principales objetivos del acuerdo comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC). Este fue diseñado para brindar más poder a los trabajadores, esto al poder exigir mejores salarios, esto también para evitar que los presupuestos se reduzcan en EU. 

Bajo el “Mecanismo Laboral de Respuesta Rápida” del T-MEC, las empresas en México y Estados Unidos pueden enfrentar aranceles y otras sanciones por no garantizar los derechos de los trabajadores, como la libertad de asociación.

El caso ha sido interpuesto por el nuevo Sindicato Nacional Independiente de Trabajadores de Industrias y Servicios (SNITIS), liderado la activista Susana Prieto. Desde el 2019 cientos de trabajadores han buscado ser representados por este sindicato. 

Sin embargo, los funcionarios laborales estatales no han sometido dicha solicitud a votación. 

La activista detalló que alrededor de 600 partidarios en Tridonex fueron despedidos desde el año pasado, distintos trabajadores afirman que fue una represalia a sus esfuerzos para cambiar de sindicato. 

Es importante mencionar que la petición de AFL-CIO es la primera que busca respetar las condiciones laborales del T-MEC. 

Esto sienta un precedente”, dijo Catherine Feingold, directora del departamento internacional de la AFL-CIO. 

Va a ser una prueba para este nuevo sistema”.

La AFL-CIO enviará su petición a la Oficina de Comercio y Asuntos Laborales de EU, tiene 30 días para revisar la denuncia y determinar si debe llevar el caso al gobierno mexicano para una revisión adicional.

La mayor parte de esto podría solucionarse con bastante rapidez si existe la voluntad política”, dijo Benjamin Davis, director de asuntos internacionales del sindicato United Steelworkers, parte de AFL-CIO.

Posteriormente funcionarios laborales mexicanos trabajarían con sus contrapartes estadounidenses para acordar los términos para corregir la situación. Todo el proceso, incluida una etapa final para determinar posibles sanciones y multas, debe resolverse en un plazo de 5 meses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *