Meta enfrenta 8 demandas que afirman que Facebook e Instagram atraen a los jóvenes a la adicción con fines de lucro

Meta se enfrenta a una nueva serie de demandas que acusan a la empresa de convertir deliberadamente dos de sus plataformas, Facebook e Instagram, en fuentes de adicción para los jóvenes con el fin de beneficiarse de ellas.

 

Beasley Allen Law, el bufete de abogados que presentó las ocho demandas la semana pasada, dijo que los jóvenes usuarios se autolesionaron o desarrollaron trastornos alimentarios e insomnio después del uso excesivo de Facebook e Instagram. Las demandas se presentaron en:

 

ColoradoDelawareFloridaGeorgiaIllinoisMissouriTennesseeTexas

 

«Los acusados ​​sabían que sus productos y servicios relacionados eran peligrosos para niños y adolescentes jóvenes e impresionables; pero ignoraron por completo su propia información», dijo Andy Birchfield, abogado de Beasley Allen, en un comunicado el miércoles.

 

Una de las demandas la presentó el lunes una madre de Tennessee que afirmó que el uso intensivo de los productos de Meta por parte de su hija de 15 años la llevó a tener ideas suicidas y autolesiones. 

 

Según los documentos judiciales vistos por Insider, los abogados de la mujer dijeron que la hija recibió notificaciones de las aplicaciones todo el día; esto la hizo volverse adicta a las aplicaciones. 

 

También lidió con un trastorno alimentario, ansiedad severa, depresión, y falta de sueño, según la demanda.

 

Demandantes afirman que Facebook produce adicción e induce a la depresión

 

La demanda dice que Meta no advirtió a la hija y a su madre «sobre los peligros de la adicción, la falta de sueño y el uso problemático de la(s) plataforma(s) de Meta». También afirmó que la compañía «tergiversó la seguridad, la utilidad y las propiedades no adictivas de sus productos».

 

El conjunto de demandas siguió a la revelación a fines del año pasado de que Meta sabía desde hace mucho tiempo que sus plataformas podrían dañar la salud psicológica y física de los usuarios jóvenes. 

 

Las revelaciones fueron capturadas en los Papeles de Facebook; es decir, una serie de documentos internos que la denunciante Frances Haugen —exempleada de Facebook— filtró a los medios. Los documentos incluían una presentación interna de Facebook de 2019. En este, se admitía: «empeoramos los problemas de imagen corporal para una de cada tres adolescentes».

 

Desde la filtración, Meta se ha visto afectada por varias demandas. El lunes, una familia de California presentó una demanda contra la empresa; en ella alega que el uso «adictivo» de Instagram hizo que su hija desarrollara un trastorno alimentario. Y en enero, una madre de Connecticut demandó a Meta y Snap por sus «productos de redes sociales peligrosos y defectuosos», que según ella resultaron en el suicidio de su hija.

 

Sin embargo, un portavoz de Meta le dijo a Bloomberg que sus plataformas ahora tienen características que permiten a los padres monitorear a sus hijos. También, ofrece notificaciones que recuerdan a los usuarios que tomen un descanso de sus aplicaciones. Meta no respondió de inmediato a la solicitud de comentarios de Insider.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.