Lukashenko exhibe arma en protesta

Mundo 24 de agosto.- Las protestas contra la reelección del líder bielorruso, Aleksandr Lukashenko, cumplieron dos semanas ayer y alrededor de 200 mil manifestantes desafiaron una advertencia del Ejército e inundaron, la capital, Minsk, acercándose brevemente a la custodiada residencia del dictador.

La multitud marchó hacia la residencia de Lukashenko en el Palacio de la Independencia, en el norte de la capital. La mayoría se quedó a cierta distancia, mientras que un grupo más pequeño se acercó a entre 10 y 20 metros del edificio.

Lukashenko, exjefe de una granja estatal soviética, apareció en imágenes de medios estatales sobrevolando las protestas en un helicóptero antes de aterrizar en su residencia y emerger con ropa blindada y un arma, aparentemente un AK-47.

“Se han dispersado como ratas”, se pudo escuchar a Lukashenko decir en un video publicado por la agencia de noticias estatal, Belta.

Las manifestaciones representan el mayor desafío hasta ahora para los 26 años de Lukashenko en el poder y han puesto a prueba la lealtad de sus fuerzas de seguridad. La de ayer fue la primera vez en las manifestaciones de este mes en que los manifestantes se acercaron a las puertas del edificio.

Previamente, el Ministerio de Defensa dijo que se ocuparía de la seguridad alrededor de los monumentos nacionales y emitió una advertencia directa a los manifestantes a quienes comparó con fascistas.

El ministerio dijo que los monumentos, específicamente los de los muertos de la Segunda Guerra Mundial, eran lugares sagrados que no deben ser profanados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *