Los estadios del futbol europeo se pintaron de blanco

Como una imagen digna del mejor cuento de Navidad, algunos estadios del Viejo Continente se pintaron de blanco luego de las intensas nevadas provocadas por el temporal Filomena. Inmuebles como el Santiago Bernabéu y el Wanda Metropolitano quedaron cubiertos bajo el hielo que dejó la tormenta de nieve del pasado fin de semana en la capital española.

Lo que comenzó como una ligera precipitación pronto se salió de control. Más allá de que las imágenes resultan espectaculares, la nevada puso en jaque a la logística de clubes como el Real Madrid y el Atlético, quienes tuvieron que entrenar en condiciones extremas de cara a los encuentros del fin de semana.

El partido entre el Atlético de Madrid y el Athletic de Bilbao finalmente fue suspendido debido a que la cancha del Wanda Metropolitano estaba cubierta por completo por la nieve, con capas que en el momento más intenso superaron los 60 centímetros. El Real Madrid, en cambio, tuvo que viajar a Pamplona en pleno temporal para verse las caras con el Osasuna, en un estadio El Sadar que también se vio afectado por una nevada de menor intensidad y temperaturas por debajo de los cero grados.

En Inglaterra, unos días antes, la imagen más espectacular la dejó el duelo entre el West Bromwich y el Arsenal, en un campo de The Howthorns completamente pintado de blanco en el que sólo destacaban las líneas que delimitan la cancha, previamente marcadas por los trabajadores del estadio. La nevada no cedió durante todo el partido y los Gunners ganaron por goleada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *