Lecheros, afectados por malas prácticas

El Frente Nacional de Productores y Consumidores de Leche aseveró que en cinco años, más de 100 mil productores de este alimento han quebrado a consecuencia del bajo costo al que tienen que someter su mercancía por la adulteración del insumo que realizan algunas empresas nacionales y extranjeras.

Álvaro González Muñoz, presidente del Frente Nacional, indicó que con la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), hace más de 25 años, se abrió el mercado a participantes extranjeros, y algunos de éstos han adulterado insumos, lo que ha provocado el desplazamiento de la comunidad lechera mexicana.

“No hay quien obligue a los compradores a pagar las garantías, para que se solventen los gastos y se pueda vivir con dignidad. Eso ha hecho que quiebren más de 100 mil productores en los últimos cinco años”, lamentó.

El presidente del frente precisó que el crecimiento de las adulteraciones en México ha sido exponencial en los últimos años, lo que ha dañado a la actividad lechera, porque “pueden vender o inventar un producto a un costo bajo; por ejemplo: hacer un queso puro debe costar 100 pesos, y pueden elaborar uno, metiendo productos adulterados, por 50 pesos. Eso nos ha dañado”.

González Muñoz dijo que obtener un litro de este lácteo cuesta 7.50 pesos; sin embargo, ante la competencia desleal, se ven obligados a reducir sus costos a 6.40 pesos “en el mejor de los casos”, pues se llega a ofrecer hasta en cinco pesos.

El frente informó que al día se producen 32 millones de litros, lo que debería dejarles una derrama de 240 millones de pesos diarios; sin embargo, al descontar el precio en el que venden el líquido, sólo generan 204 millones de pesos al día.

De acuerdo con el documento “Panorama General de la Leche en el Mundo y en México”, de la Facultad de Medicina de la UNAM y la Cámara Nacional de Industriales de la Leche (Canilec), el acuerdo de libre comercio también afectó la producción en las regiones del país, al verse favorecida el centro y norte de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *