Las remesas que salvan al país: “sin ese dinero, me habría quedado sin comer”

México 25 de agosto.- La familia Rosas Solano ha podido sortear los embates de la crisis del Covid-19 en México en gran parte gracias a las remesas que durante casi 15 años les ha mandado su hija Thalía desde Garden Grove, California, EU. Sin embargo, a causa de la pandemia, Thalía ha tenido que duplicar en frecuencia y monto los envíos, estirando sus ahorros y pellizcando del apoyo que le da el gobierno de Donald Trump.

Desde mayo decidió aumentar la cantidad de dólares para sus padres, Enriqueta e Ignacio, y ahora envía cada 15 días, en vez de cada mes, como lo había hecho anteriormente, para que ellos en su casa de la colonia Martín Carrera en la alcaldía Gustavo A. Madero en la Ciudad de México puedan mantenerse en confinamiento el mayor tiempo posible.

Y es que en suma a lo anterior, el apoyo para adultos mayores que da el Gobierno mexicano ha tardado en llegar o el adelanto prometido de cuatro meses de ayuda ha llegado incompleto, de ahí la importancia de la contribución de Thalía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *