La OTAN cuenta las horas, pero en Moscú no creen que venga la invasión en Ucrania

La retórica furiosa de Vladímir Putin sobre los planes de la OTAN de ampliarse hasta el “umbral” de Rusia y su negativa a reconocer las inquietudes de Moscú han resonado en la opinión pública, en la que reinan una sensación de haber sido traicionados por Occidente después de la Guerra Fría y suspicacias generalizadas sobre los designios occidentales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.