La iMac 2021 sí es la mejor en lo que promete

El chip M1 de Apple por fin llegó a la iMac y con él muchas mejoras en términos de diseño, procesamiento y experiencias de audio y video. Ahora, antes de hablar sobre el interior de este equipo, mi primera reacción ante el anuncio de esta computadora fue sentirme como en una tienda de dulces y quererlas todas, simplemente por los colores que presentaron. Pero claro, la decisión de comprar de una computadora de este calibre no se basa únicamente en colores, aunque sí nos centramos en mera mercadotecnia, sí puede llevarnos a hacerlo.

Hablando ya de sus características, la nueva iMac tiene una pantalla Retina 4.5K de 24 pulgadas con 11.3 millones de pixeles, tecnología True Tone y 500 nits de brillo, así como revestimiento antireflejo, algo que para mí es muy importante en equipos de este tamaño en donde el trabajo se enfoca en procesos creativos como edición de foto o de video, y también en disfrutar de momentos de entretenimiento. Esto en pocas palabras significa que hay una mejor definición, mejores contrastes en los colores y más brillo que si la compararas con la iMac 2020 de 21.5 pulgadas con resolución 4K. Las 24 pulgadas también son una novedad, pues anteriormente existían los modelos de 21.5 y 27 pulgadas. Como siempre recuerden que yo hago estas reseñas comparando manzanas con manzanas -literal- y no tratando de convencer a personas que usan otro sistema operativo a mudarse de plataforma. El chip M1 no solo favorece el rendimiento de la computadora -como ya lo hemos podido notar, por ejemplo, en la MacBook Pro – sino también es en parte el responsable de que esta iMac pueda tener un diseño mucho más delgado que las anteriores con solo 11.5 mm, gracias a que requiere menos espacio al consolidar todos los módulos en uno solo y en esta computadora, Apple también cambió el sistema térmico para que fuera menos voluminoso y más eficiente. Apple vende en sus comunicaciones sobre esta computadora que es casi portátil y capaz de caber en más lugares que antes y puedo decir que eso es real. Al momento de traerla a casa, pasé unos minutos de estrés para determinar dónde ponerla, pero una vez que la saqué del empaque, vi que cabía perfecto en el lugar donde trabajo con mi computadora portátil. Otro de los mensajes clave de Apple sobre la iMac es que cuenta con la mejor cámara que ha tenido una Mac. Si bien este ha sido siempre un punto de dolor para algunos de los usuarios, en este caso el nuevo modelo tiene una cámara FaceTime HD de 1080p, con doble resolución, así como mejoras en los sensores, el chip M1 y el Neural Engine ayudan a hacer un procesamiento avanzado de las imágenes en condiciones de poca luz, por ejemplo.

Nuevamente, comparándola con varias computadoras de Apple, también puedo confirmar que esto es real. Las imágenes son mucho más nítidas, el aspecto también es mucho más amplio (por lo que hay que tener cuidado con lo que tenemos atrás durante una videollamada) y funciona muy bien en condiciones de poca luz. Anteriormente, con otros modelos de Mac, podía ver cómo se “granulaba” mi imagen cuando la luz no era la adecuada, ahora se mantiene constante la nitidez de la misma. Otra mejora es el audio, con mejores micrófonos -ahora son tres- y un sistema de sonido de seis bocinas, dos pares de woofers y cada uno con un tweeter de alto rendimiento. Durante las pruebas, al subir el volumen al máximo encontré que no se deformaba el audio, que existía una buena distinción en las voces, los graves y los bajos, y que además, no existían vibraciones en mi escritorio. Esto me recordó a cuando probé el Home Pod Mini , en donde encontré una experiencia similar de uso, porque además Apple también usa algoritmos y audio computacional para mejorar el sonido dependiendo del tipo de contenido que se está escuchando. Con esta computadora, además, se mantiene la integración fluida de las aplicaciones nativas de iOS y iPad OS directo en el escritorio, un esfuerzo que ha realizado Apple en los últimos años para hacer todavía más 360 la experiencia de uso de sus dispositivos entre sí y mejorar experiencias como la continuidad de uso (en este caso handoff). En mi caso he podido pasar del teléfono a la computadora y viceversa, sin ningún problema, con una experiencia muy fluida y la verdad satisfactoria. Y no solo eso, ya trabajar con ella también resulta rápido y fluido. En las pruebas intenté dejar aplicaciones de iOS abiertas como una de meditación, juegos de Apple Arcade, un video en edición en iMovie, estaba además escuchando música, tenía el navegador abierto con procesadores de texto, servicios de mensajería una plataforma de streaming, así como otro video abierto en QuickTime, una fotografía que estaba manipulando en Photoshop, más descargas durante todo ese tiempo (un día laboral) y en ningún momento sentí que la computadora se alentara o algo empezara a fallar. La iMac viene acompañada de un nuevo teclado mágico con o sin sensor de Touch ID, así como un nuevo mouse y como accesorio adicional el trackpad. Todos estos los puedes comprar en diferentes colores, llegando así a 60 combinaciones diferentes entre computadora y periféricos.

Sobre el Touch ID, una función relevante que se integra en esta computadora es la posibilidad de, primero, hacer varios perfiles y cambiar entre ellos de manera rápida y segundo, hacerlo a través de solo usar el Touch ID. Si bien esta prestación ya existía en otras computadoras de Apple, ahora se puede aprovechar en la iMac con Magic Keyboard con Touch ID. En términos de conectividad, todas las iMac tienen de entrada dos puertos Thunderbolt/USB 4 que alcanzan hasta 40 Gb/s, a partir del modelo de 38,499 además cuenta con dos puertos USB 3 con 10 Gb/s de velocidad y un puerto de Ethernet en el adaptador de corriente. ¿Me conviene cambiar mi iMac? Considero que esta es una buena evolución de un clásico para Apple y va en camino con los objetivos que siempre ha tenido la empresa para computadoras como esta: funcionales, prácticas, pero siempre destacando en diseño. El chip M1 le da un buen funcionamiento en general y creo que la posibilidad de integrar todo el ecosistema gracias a este, es fundamental para una buena experiencia de sus usuarios. Por otro lado, el contar ahora con este chip propietario también da otras ventajas a quienes compran estas computadoras: un decremento en el costo de sus modelos más económicos e incluso de los más caros (esta va de los 33,000 a los 55,000 pesos) y un mejor diseño, más fácil de ubicar dentro del hogar y con menos peso por lo que es sencillo moverla en distintos ambientes de una casa. La verdad, hasta el momento no encuentro un punto en contra para comprar esta computadora para aquellos que tienen necesidades creativas, de multitasking, e incluso para quienes quieren compartir una computadora de escritorio con otros miembros de su hogar o espacio de trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *