LA DIPUTADA LUISA GUTIÉRREZ SOLICITA A LA FGJCDMX EJERCICIO DE ACCIÓN PENAL PARA JUDICIALIZAR LA CARPETA DE INVESTIGACIÓN EN CONTRA DEL DIP. NAZARIO NORBERTO SÁNCHEZ DE MORENA

Hoy, en compañía de la Diputada Federal Joanna Torres, la Diputada Local Gabriela Salido, la Secretaria General de Acción Nacional en la CDMX Patricia Báez, la Secretaria Nacional de Promoción Política de la Mujer Laura Esquivel, la secretaria de Promoción Política de la Mujer en la CDMX Ámbar Reyes, asistí a la Fiscalía General de Justicia de la CDMX a exigir acción penal contra el diputado Nazario Norberto Sánchez por agresión sexual.

Ya son 345 días de impunidad, 345 días de revictimización y desdén a las mujeres. 345 días han transcurrido después de haber presentado mi denuncia penal ante las autoridades en los que no ha existido respuesta, a pesar de haber realizado periciales psicológicas, y un exhaustivo proceso para presentar la evidencia correspondiente, incluso videos que no dejan lugar a dudas de la agresión sexual del diputado Norberto Nazario de la que fui objeto.

Después de vivir 345 días en carne propia lo que significa denunciar en México, recibir largas por parte de las autoridades cómplices de mi agresor, vivir revictimización, descrédito e incluso acusaciones de Morena por supuestamente querer promocionar mi carrera política a partir de una falsa denuncia, sigo aquí, firme y más fuerte que nunca gracias a la sororidad de mujeres y hombres, mi propia familia, que me ha apoyado para hacer público este testimonio y así evitar que más mujeres sean agredidas por este abusador.

Lic. Ernestina Godoy Ramos, pido de corazón, por mí y por las mujeres que han sido agredidas por este hombre, que no se preste a proteger a un abusador sólo porque el partido en el poder le cobija. Solicito se dé celeridad a mi denuncia, y a la de miles de mujeres más que no han tenido acceso a la justicia. Si triunfa un agresor, todas las mujeres perdemos. Esto no es una disputa política, sino la lucha porque las mujeres podamos vivir sin violencia en un país donde nos están matando.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.