La defensa de las 3 activistas detenidas en República de Cuba denuncia que se les fabricó un delito

La defensa de las tres activistas que fueron detenidas el viernes en la sede de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) denunció que las mujeres son víctimas de una presunta fabricación de un delito —posesión de marihuana—, que atribuye a la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) y a la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC).

En videos y audios que el equipo legal entregó a Animal Político, este señala que las autoridades buscan procesar a las activistas por delitos contra la salud, sin tener sustento para hacerlo.

 

Dentro de un video, la defensa afirma que un agente del Ministerio Público que integraba la carpeta de investigación dio “instrucciones de cómo ‘armar’ los informes policiales y de cómo ‘repartir’ la supuesta droga incautada para poder acusarlas de un delito inexistente”.

 

“Esta es la fiscalía que dice que no fabrica delitos y que respeta la ley”, concluye la grabación.

 

El arresto y la carpeta

 

Las activistas fueron detenidas en un operativo policial realizado la noche del viernes 15 de abril. La policía y elementos de la FGJCDMX acudieron a la sede de la CNDH en la calle de República de Cuba, que el grupo “okupa” mantenía tomado desde finales de 2020, para realizar un cateo derivado de una denuncia por agresión contra una automovilista.

 

En un comunicado, la FGJCDMX afirmó este fin de semana que en el lugar se encontró una sustancia similar a la marihuana, algo que la defensa pone en duda.

 

Según el equipo legal, autoridades de la FGJCDMX se pusieron de acuerdo para atribuir a cada detenida determinada cantidad de droga. Como prueba, mostró un video supuestamente grabado durante la madrugada del 16 de abril en la agencia del Ministerio Público de la Agencia Investigadora BJ-2, donde uno de los abogados captó el momento en el que funcionarios se ponían de acuerdo sobre cómo poner a las mujeres a disposición de un juez.

 

La defensa también compartió un audio en el que se escucha a un hombre hablar del asunto —un agente del MP, según la abogada defensora—. “Lo que nosotros tenemos que hacer es cuidar esa situación. ¿Por qué? Porque si no es una detención indebida, de por sí ya está un poquito confuso”, dice. “Ya nos ha pasado así, que nos traen tres bolsitas iguales (con droga), ¿pero quién es quién?”, añade.

 

El supuesto funcionario también cuestiona a las policías el hecho de que se hayan realizado detenciones en el lugar cuando, en realidad, la orden judicial que llevaban era para un cateo. “Ustedes llevaban una orden de cateo. Una orden de cateo es realizar un acto determinado y que determinadas personas lo tienen que realizar. Nada más eso. No otra cosa. Eso hay que diferenciar. Sé que ustedes no son abogadas pero hay que diferenciar bien las cosas. No hacerlo como dice ese güey”.

 

La abogada Karla Salas, quien encabeza el equipo de defensa de las jóvenes y ha llevado otros asuntos como el multihomicidio del caso Narvarte, advirtió que en la carpeta hay irregularidades en torno a cómo fue que, presuntamente, se encontró la droga. Indicó que en el informe de hechos asentado en la carpeta se dice que la supuesta marihuana estaba dentro de una pecera dentro del edificio pero, en otra parte, una policía dice que la encontró en la ropa de una de las detenidas.

 

Animal Político contactó a la FGJCDMX para saber si hará un posicionamiento sobre la acusación de fabricación de delito, pero hasta ahora no ha tenido respuesta. Este mismo lunes, la fiscalía y las detenidas participan en una audiencia judicial.

 

La agresión a una conductora

 

El operativo del viernes se dio luego de que una conductora denunció haber sido agredida por integrantes del grupo “okupa” cuando circulaba sobre República de Cuba. 

 

Los hechos ocurrieron el miércoles. Según la automovilista, las mujeres le pidieron dinero y, cuando se negó a dárselos, ellas golpearon su vehículo y le rompieron cristales, a pesar de que ella estaba dentro.

 

El grupo “okupa” aseguró más tarde que sus integrantes reaccionaron así porque la conductora aventó el auto contra ellas y dos niños que estaban en la zona.

 

Desde que las activistas tomaron la sede de la CNDH en República de Cuba, sus acciones han generado polémica. Ellas han sostenido que sus formas de protesta contra la violencia de género son legítimas, aunque autoridades y algunos ciudadanos las consideran violentas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.