La Corte Suprema de EE.UU. respalda el derecho a llevar armas de fuego en la calle en una histórica decisión

La Corte Suprema de Estados Unidos respaldó el derecho de los ciudadanos a portar armas de fuego en las calles.

 

El alto tribunal anuló este jueves, con 6 votos a favor y 3 en contra, una ley que restringía la tenencia de armas en la vía pública en el estado de Nueva York.

 

Portar un arma de fuego en ese estado requería hasta ahora una licencia especial y para obtenerla era necesario demostrar una causa justificada.

 

Existen leyes similares en otros estados como California, Hawái, Maryland, Massachusetts, Nueva Jersey y Rhode Island.

 

Se espera que el fallo de la Corte Suprema pueda ser usado para anular esas legislaciones restrictivas en todo el país, lo que afectaría a una cuarta parte de los aproximadamente 330 millones de estadounidenses.

 

Así, cualquier persona con licencia para tener armas de fuego podría legalmente salir a la calle con ellas en algunas de las principales ciudades del país, como Los Ángeles, San Francisco o Boston.

 

En representación de la mayoría que respaldó el fallo en la Corte Suprema, el juez Clarence Thomas argumentó que la Constitución protege “el derecho de un individuo a portar un arma de fuego para su defensa propia fuera del hogar”.

 

Así, consideró que exigir a los ciudadanos que demuestren una causa justificada para ejercerlo en Nueva York viola la Segunda Enmienda de la carta magna.

 

Esta enmienda, redactada en 1791 y cuya interpretación es hoy objeto de debate, recoge “el derecho del pueblo a poseer y portar armas”.

 

La sentencia supone un revés para los esfuerzos para endurecer las regulaciones sobre armas de fuego que se están llevando a cabo en el Congreso y el Senado estadounidenses, después de varios tiroteos masivos con decenas de muertos en los últimos meses.

 

Entre ellos fue particularmente trágica la masacre de Uvalde (Texas), en la que un joven de 18 años entró en una escuela con un fusil y mató a 19 niños y 2 maestras.

 

El fallo es histórico ya que hasta ahora la Corte Suprema solo se había pronunciado una vez sobre el derecho a portar armas.

 

Fue en 2008, en el famoso caso del Distrito de Columbia contra Heller, en el que respaldó el derecho de los estadounidenses a tener armas en su hogar para defensa propia.

 

En esta ocasión fue la Asociación Nacional del Rifle (NRA por sus siglas en inglés), el influyente lobby pro armas del pais, la que llevó el caso a los tribunales.

 

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.