John Kerry llega a Baja California; mañana se reunirá con AMLO, Ebrard y Ramírez de la O

El enviado presidencial de la Casa Blanca para el Clima, John Kerry, llegó este martes a Baja California para su visita al país, donde tratará, entre otros temas, metas sobre cambio climático en Norteamérica, informó este martes la Secretaría de Relaciones Exteriores.

 

“Hay varios temas sobre la mesa, obviamente lo que ya se había acordado en la cumbre de líderes de América del Norte, acerca del compromiso que tenemos lo tres países sobre el tema de gas metano”, dijo a medios el jefe de unidad para América del Norte de la cancillería, Roberto Velasco.

 

“Y vamos a seguir conversando sobre las metas que tiene cada país en materia de cambio climático y cómo podemos trabajar de manera conjunta”, agregó.

 

Velasco adelantó que Kerry sostendrá el miércoles tres reuniones, una de ellas con el presidente Andrés Manuel López Obrador, otra en la cancillería con el secretario Marcelo Ebrard, y una más con el secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O.

 

Kerry llegará este martes a la Ciudad de México, indicó el funcionario, y su visita empezó horas antes en el estado de Baja California, donde estuvo visitando unos avances en materia de electricidad y el miércoles estará en la capital mexicana.

 

Velasco dijo que la visita ya se tenía contemplada “desde hace varias semanas” ya que se había hablado de darle seguimiento a lo que se conversó en la cumbre de líderes de América del Norte y también del diálogo que se mantuvo en octubre, en la visita pasada de Kerry a México.

 

Reforma eléctrica, posible que se trate, pero no es el tema: Velasco

 

Entre los temas que planteará México, compartió Velasco, uno es la consolidación del interés mexicano en posicionarse como suministradores de paneles solares en el mercado norteamericano, un tema que dijo “le toca a la Secretaría de Economía pero también hemos venido dialogando e impulsando”.

 

Este martes, el presidente López Obrador adelantó que México y Estados Unidos buscan trabajar de “manera coordinada” en temas medio ambientales, a pesar de la polémica reforma energética, tema que dijo Velasco, “es posible que se trate, pero no es el centro de la reunión”.

 

El diplomático recordó que hasta ahora entre ambos países ha habido un “diálogo muy respetuoso” sobre lo que han expresado con respecto a la soberanía de México y espera que siga esa tónica en la conversación de mañana con Kerry.

 

Velasco indicó que la reforma eléctrica “es un tema que tiene que resolver México” y que ahora “está en manos del Congreso en este momento, no es un tema de un acuerdo bilateral, es una decisión que México tomará de manera soberana pero por supuesto que hemos venido escuchando al gobierno de Estados Unidos y a otros gobiernos. (…) Estamos abiertos al diálogo como ha sido hasta ahora”.

 

Sobre la visita de Kerry, López Obrador señaló que el enviado de Estados Unidos “es muy respetuoso y vamos a buscar formas de trabajar de manera coordinada. Nos importa mucho utilizar el agua, el sol, el viento. Hay facilidades para la inversión, lo único es que queremos fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad (CFE)”, dijo durante su conferencia de prensa matutina desde Palacio Nacional.

 

La cancillería de México anunció el lunes en un comunicado la visita de Kerry, la cual, precisó, dará seguimiento “al continuo diálogo diplomático que posiciona el combate al cambio climático como una de las prioridades en política exterior para la región norteamericana”.

 

En octubre del 2021, Kerry puso a México como ejemplo en la lucha contra el calentamiento global, haciendo alusión al millón de hectáreas reforestadas como parte de la iniciativa Sembrando Vida.

 

La visita de Kerry se produce tras el viaje el 21 de enero de la secretaria de Energía de Estados Unidos, Jennifer Granholm, quien expresó las “preocupaciones” de Washington por el “potencial impacto negativo” de la reforma eléctrica que impulsa el presidente.

 

La propuesta de reforma, enviada a la Cámara de Diputados en septiembre del 2021, causa controversia porque limitaría al 46 por ciento la participación privada en generación eléctrica para favorecer a la CFE, empresa del Estado. 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.