Joe Biden promete intervenir militarmente si China ataca Taiwán

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, advirtió este lunes que China “coquetea con el peligro” al referirse a sus acciones en Taiwán y prometió intervenir militarmente para proteger la isla si es atacada.

 

Durante una conferencia de prensa en Tokio, junto el primer ministro japonés Fumio Kishida, el mandatario estadounidense trazó además un paralelo entre Taiwán y la invasión rusa de Ucrania, lo que provocó una airada respuesta de Pekín.

 

Biden realiza estas declaraciones en medio en su primera gira por Asia como presidente de los Estados Unidos, en la que también visitó Corea del Sur, otro aliado estadounidense en la región.

 

El presidente de EU comenzó su discurso asegurando que la política de su país sobre Taiwán “no ha cambiado”.

 

Pero esta es la segunda vez en los últimos meses que afirma que EU defenderá a Taiwán si China ataca, lo que es visto por expertos en la materia como un cambio de tono.

 

Anteriormente, Washington no precisaba lo que haría ante tal situación.

 

China considera a Taiwán como una provincia separatista que debe volver bajo su control

 

“Taiwán es una parte inalienable del territorio de China… no hay lugar para compromisos o concesiones”, insistió por su parte el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores chino, Wang Wenbin.

 

“La cuestión de Taiwán y la cuestión de Ucrania son fundamentalmente diferentes. Comparar los dos casos es absurdo. Una vez más instamos a Estados Unidos a cumplir con el principio de Una sola China”, agregó.

 

Estados Unidos no mantiene oficialmente vínculos diplomáticos con Taiwán, pero le vende armas como parte de su Ley de Relaciones con Taiwán, que establece que Washington debe proporcionar a la isla medios para defenderse.

 

Al mismo tiempo, mantiene lazos formales con China y también reconoce diplomáticamente la posición de Pekín de que solo existe un solo gobierno chino.

 

¿Qué dijo Biden y por qué importa?

 

Respondiendo una pregunta sobre Taiwán que le hizo un periodista en una rueda de prensa con el primer ministro japonés, Biden comparó la situación entre China y Taiwán con la invasión rusa de Ucrania.

 

“Ya están coqueteando con el peligro ahora mismo volando tan cerca y con todas las maniobras que están realizando”, afirmó Biden, refiriéndose a los crecientes informes de incursiones de aviones de combate chinos en la autodeclarada zona de defensa aérea de Taiwán.

 

“Mi expectativa es que no suceda (una invasión china), que no se intente”, agregó.

 

Pero aseguró que todo dependía de “cuán fuerte el mundo deje en claro que ese tipo de acción va a resultar en desaprobación a largo plazo”.

 

Luego se le preguntó directamente si EE.UU. defendería militarmente a Taiwán tras una invasión china, considerando que no lo ha hecho tras la invasión de Ucrania, y respondió: “Sí… ese es el compromiso que asumimos”.

 

“La idea de que (Taiwán) puede ser tomada por la fuerza… simplemente no es la apropiada”, agregó el mandatario estadounidense.

 

Análisis de Rupert Wingfield-Hayes

 

Corresponsal de la BBC en Japón

 

El Departamento de Estado de EU comenzó a retractarse por los comentarios de Joe Biden tan solo unos pocos minutos después de sus polémicas declaraciones.

 

Esta no es la primera vez que el mandatario afirma que EU defenderá a Taiwán.

 

Podría tratarse de una manera de expresar su profunda inquietud sobre la invasión de Ucrania y la perspectiva de que suceda algo similar en Taiwán.

 

En marzo, sucedió algo muy similar cuando aseguró que “Vladmir Putin no puede permanecer en el poder”, lo que obligó a los funcionarios estadounidenses a negar rápidamente que Washington estaba pidiendo un cambio de régimen en Moscú.

Pero cuando se le preguntó al respecto más tarde, Biden no se retractó. Solamente dijo que estaba expresando su “indignación moral” por lo que estaba haciendo Putin.

 

Hoy parece estar diciendo que no dejará que lo mismo pase en Taiwán.

 

La posición oficial del gobierno de EU sobre Taiwán es de “ambigüedad estratégica”: EU no se compromete a defender a Taiwán, pero tampoco niega que lo haría.

 

Se supone que esto mantendría a China adivinando lo que podría suceder tras una invasión.

 

Pero a medida que China se ha ido fortaleciendo y sus amenazas a Taiwán se han vuelto más reales, han surgido voces que piden el fin de este engaño.

 

El exprimer ministro japonés, Shinzo Abe, dijo recientemente que ya era hora de que Estados Unidos fuera claro con Pekín y aclarara si defendería a Taiwán.

 

Otros piensan que esto es una muy mala idea y que podría provocar que Pekín acelere sus planes para retomar la isla.

 

En privado, muchos altos funcionarios en Washington y Tokio están extremadamente preocupados por Taiwán, debido a la creciente ventaja militar de Pekín, y buscan a tientas una nueva estrategia para enfrentar la amenaza.

 

Mientras tanto, Biden parece estar diciendo su propia verdad.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.