iPhone SE, un chip de gama alta en un teléfono de gama media

El iPhone suele ser un teléfono en el que se debe desembolsar una importante cantidad de dinero para comprarlo y aunque ese gasto suele ser criticado, para los usuarios cautivos de la marca no es un obstáculo; más ahora que existe una alternativa “económica” a través del iPhone SE de tercera generación. Este dispositivo destaca por su sencillez para los usuarios que no buscan la intensidad y potencia de un teléfono de última generación. En esencia, se trata de un equipo que cumple para hacer llamadas, recibir mensajes y mantener la apariencia del ecosistema de Apple. Este iPhone no va a brillar en los campos donde nos tiene acostumbrados Apple, como en el de las cámaras o su pantalla. Se trata más bien de un dispositivo que podría considerarse anticuado. En cuanto a diseño, el teléfono mantiene una pantalla de 4.7 pulgadas y biseles gruesos, además de que conserva la función Touch ID para desbloquearlo.

El Touch ID es un elemento nostálgico, pero al mismo tiempo representa una función que está muy pulida, ya que también es una forma de verificación para pagos o aplicaciones bancarias. Tiene una pantalla Retina HD con la que el contenido se ve nítido y lleno de color. Si bien no se trata de una pantalla OLED, a la cual ya están acostumbrados los hermanos mayores de Apple, este elemento no queda a deber, pues tiene en claro que su público objetivo no son los consumidores más fervientes del contenido. No obstante, algo que sí resta a la experiencia es que se trata de una pantalla limitada. Es decir, tiene dos líneas gruesas arriba y abajo que quitan espacio y limitan la visualización tanto en contenido audiovisual como videojuegos. Apple tampoco decidió tocar la cámara de la segunda generación de iPhone SE, por lo que esta se mantendrá en una de 12 MP y f/1.8. No tiene super gran angular o teleobjetivo como la familia de gama alta, por lo que es un dispositivo técnicamente limitado.

 

Chip A15, marca la diferencia

Aunque se trata de un teléfono de gama media con prestaciones que no lo hacen destacar entre la gran variedad de dispositivos, cabe mencionar que su chip A15, el más avanzado de la empresa en cuanto a smartphones, lo ubican en una posición inmejorable, pues permite que resalten sus componentes. En cuestión de gaming, por ejemplo, el rendimiento gráfico es muy bueno. De acuerdo con Apple, en este punto es hasta 1.2 veces más rápido que la generación anterior, por lo que da un salto de calidad a pesar de que el tamaño de la pantalla queda a deber a los usuarios más exigentes. Únicamente cuenta con una cámara fotográfica muy similar a la del iPhone 7, que es un modelo que tuve durante varios años. Si bien no me parecía una mala cámara, no le sacaba suficiente provecho debido a las limitaciones de la generación. En cambio, gracias a este chip, las funcionalidades avanzadas de fotografía se pueden aprovechar de mejor manera. Desde retratos hasta imágenes panorámicas o videos en cámara lenta que se ven muy bien.

También cuenta con las opciones de Estilos fotográficos en los que se puede elegir un ambiente Cálido o Frío, de manera que el iPhone aplique los ajustes de forma natural con base en el tono de piel del individuo o elementos naturales predominantes, si se trata de un entorno. Estos, además del iPhone SE, únicamente están disponibles en iPhone 13. Los resultados de grabación en 4K son los más destacados, pues cuenta con estabilización de video y los colores que entrega no son algo que se vea en equipos de este rango de precios.

 

¿Es recomendable comprar la versión económica de iPhone? El iPhone SE podría verse limitado si se le compara con las versiones más terminadas de la empresa. Sin embargo, está orientado a un público objetivo que no busca las últimas novedades de los smartphones. Un punto importante es la integración del chip A15, pues eso le permitirá mantenerse actualizado a lo largo de varios años y va a funcionar de buena forma sin tener que hacer un gasto de varios miles de pesos.

 

Si bien podría verse como un dispositivo anticuado a las tendencias actuales, en su conjunto el iPhone SE se destaca por ser un teléfono de gama media importante, considerando que no es un mercado en el que la empresa suele tener presencia. Se trata de una actualización menor en relación a la segunda generación, pero puede generar mayor interés porque es una forma “barata” de introducir a los usuarios al 5G. Su precio comienza en 11,499 pesos para 64 GB y 15,999 pesos para el máximo de 256 GB. Entonces, si tú eres un usuario que ya forma parte de la gama alta de otras empresas como Samsung, este teléfono te va a parecer limitado; pero si es un primer paso hacia el ecosistema Apple, puede ser una buena alternativa. Permite integrarte, ofrece buenas prestaciones y puedes sacarle provecho a un chip potente. Ahora bien, si buscas un dispositivo que cuente con todas las características de un iPhone de gama alta, pero un tamaño compacto, el iPhone 13 Mini puede ser tu mejor respuesta. En ese caso, cuenta con las prestaciones más aclamadas en cámara, desde la cámara gran angular hasta el Modo Cine en videos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.