Internet, herramientas de interacción social más poderosas que se hayan conocido hasta la fecha: Silvia Sánchez Barrios

Redacción

Los cambios en la forma de vida vienen de la mano del crecimiento tecnológico constante, y es que la actual revolución tecnológica y de las comunicaciones ha tenido un gran auge desde la aparición de las computadoras y su uso se masificó a través de internet, y este progreso se ha acelerado tanto que ya alcanzó, no sólo a los distintos aspectos de nuestra vida personal, sino que también ha llegado a la industria, los servicios y el comercio.

Así lo dio a conocer la diputada local del PRI, Silvia Sánchez Barrios al presentar una iniciativa con proyecto de decreto por el que se adiciona una fracción al artículo 7 y se modifica el artículo 47 bis.

La diputada local del Partido revolucionario Institucional (PRI)  explicó: “el Internet es una de las herramientas de interacción social más poderosas que se hayan conocido hasta la fecha y las modernas sociedades se han desarrollado introduciendo cambios en nuestra forma de vida. Desde que aparecieron las computadoras y su uso se masificó a través de internet, y este progreso se ha acelerado”.

Durante su participación en tribuna en el Congreso de la Ciudad de México, la legisladora local informó, que Internet tiene una penetración del 63%, calculada en cerca de cinco mil millones de personas en todo el planeta, siendo Dinamarca, Finlandia, Australia, Noruega, Suecia, Canadá y Estados Unidos los países con mayores usuarios, con niveles del 95% de usuarios.

Los que tienen menor número de usuarios son: Bangladesh, Pakistán, Tanzania, Sudán e Irak con promedios del 15%, mientras que quienes utilizan esa herramienta en México representan al 72% de la población; sin embargo, aseveró que todos los días se integran nuevos usuarios y diversas comunidades en red, extendiendo su amplitud y dominio, al tiempo que surgen mercados, tecnologías, instituciones y empresas que buscan aprovechar este poderoso medio de interacción social y económica.

“Internet, surgida con objetivos militares y posteriormente, convertida en un medio de intercambio de información académica, permitió el establecimiento de un sistema de comunicaciones de alta velocidad a la cual fueron integrándose paulatinamente otras instituciones públicas y privadas. Su verdadera masificación se produjo a principios de los noventa del siglo pasado cuando se convirtió en una red de redes abierta a todo el mundo”.

De igual modo reconoció, que la tecnología nunca es neutral y su llegada a nuestras vidas en sí misma no es un catalizador de mejoras. “Si queremos mejoras, debemos propugnar porque la tecnología se use y se aplique de forma adecuada. Producto del entorno digital en que vivimos se imponen distintos retos a la democracia”.

Enfatizó, que tales desafíos se relacionan con las nuevas prerrogativas ciudadanas en la era digital: neutralidad de la red, tutela de los datos personales, derecho a la autodeterminación informativa, inviolabilidad de los sistemas y domicilios informáticos, tratamientos automatizados, derecho a la identidad y a cancelar informaciones almacenadas en las páginas de búsqueda, pero que por sobre todo, “el derecho de acceso universal a internet como garantía última que permite la posibilidad de la igualdad de condiciones y de oportunidades para todos los ciudadanos”.

Finalmente, Sánchez Barrios sostuvo que: “un resultado asociado a este progreso son las Tecnologías de la Información y de la Comunicación (llamadas TIC’s), que con el aislamiento al que nos obligó la pandemia de la Covid-19, se volvieron aún más importantes pues la vida de todos los días se desarrolla desde un teléfono inteligente o desde una computadora con aplicaciones mediante las que se puede transmitir información, pagar servicios, pedir alimentos, e incluso comprar o vender cualquier cosa  por medio de la banca digital”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.