Inicia venta de rosca de reyes en la capital

La tradición de partir la rosca de reyes, no se detiene a pesar de estar en medio de la pandemia del coronavirus en México.

En la colonia Santa María Aztahuacán de la alcaldía Iztapalapa en la Ciudad de México, la Pastelería Los Globos por años ha producido diversas rosca de reyes que tienen el sello de la familia George.

La rosca de reyes, es un pan que se consume desde el siglo III durante las fiestas en honor al dios Saturno, después del solsticio de invierno, se partían panes redondos realizados con higos, dátiles y miel.

Esta tradición se lleva en México desde el siglo XVI, en dónde la rosca se adorna con higos, ate y acitrón, además de que sustituye el haba por la figura de un niño. Los años han pasado y en la actualidad, los sabores y los gustos son diversos.

De acuerdo con Miriam Durán, encarga administrativa de Los Globos, la tradición de la rosca de reyes para este 6 de enero, sigue a pesar del dolor de las miles de familias que han perdido a un ser amado.

En la actualidad los maestros panaderos, han cambiado el gusto por la rosca de reyes, le han mezclado diversos ingredientes y han sustituido algunos, como el acitrón.

Aunque el acitrón es delicioso, su consumo está prohibido en México, las biznagas, plantas de donde se obtiene la pulpa para este alimento se encuentran en peligro de extinción.

Las roscas de la familia George, tienen una característica que ya casi no se tienen las panaderías, pastelerías o centros comerciales, los productos cien por ciento natural.

Agregó que actualmente ya se elaboran masas preparadas o mixes preparados para hacer la masa de las roscas; sin embargo, las roscas que preparan, tiene una variedad en sus rellenos, como es la tradicional de frutos navideños que consiste en marinar un mes los frutos para rellenar esta rosca.

Los demás rellenos son de crema pastelera, crema de nata, philadelphia con zarzamora, nuez, conejito de chocolate y oreo, todo elaborado de manera artesanal.

La tradición de consumir la rosca de reyes a pesar de estar en pandemia, en medio de un semáforo rojo que ha paralizado la ciudad de México, Estado de México y casi todo el país, sigue.

Recuerde que la tradición dicta que quien encuentre la figurita del Niño Dios, será su padrino, lo vestirá y llevará a misa el 2 de febrero, Día de la Candelaria, además, le toca preparar los tamales y atole para los invitados, una tradición que por este año, también cambiará y todo se hará desde casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *