“He sufrido mucho”: Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán acusa en una carta malos tratos en prisión de EU

Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán aseguró que el trato que recibe en la prisión de máxima seguridad en Colorado, Estados Unidos, es “cruel” e “injusto” por lo que ha “sufrido mucho” luego de que fuera sentenciado a cadena perpetua tras ser declarado culpable en febrero de 2019 de 10 delitos relacionados con el tráfico de drogas y lavado de dinero. 

 

“He sufrido mucho”, “El trato que recibo es cruel e injusto”, “Me sirven poca comida y a menudo me quedo con hambre”, expresó el narcotraficante más famoso de México en una declaración jurada, escrita en primera persona, que envió en septiembre del año pasado a un tribunal estadounidense, según dio a conocer la cadena Univisión.

 

De acuerdo con el medio, la declaración jurada se incluye en una nueva demanda civil que menciona al fiscal general Merrick Garland, al director del Buró de Prisiones (BOP) Michael Carvajal y a funcionarios del penal ADMAX Florence, en donde se encuentra recluido desde 2019.

 

‘El Chapo’ Guzmán narra que las medidas que toma el gobierno estadounidense para evitar que escape de prisión incluyen revisiones constantes dentro de su celda, cámaras de vigilancia, incluidas en los lugares en donde conversa con sus defensores legales, y un análisis minuciosos de las cartas que ha escrito.

 

El narcotraficante aseguró que debido al trato en ADMAX parece “dolores de cabeza, pérdida de memoria, calambres musculares, estrés y depresión”. Añadió que el trato que recibe en dicho lugar es cruel e injusto, y que en consecuencia estaba sufriendo problemas psicológicos y de salud.

 

“Yo rezo para que esta corte intervenga”, sentenció el ahora afectado.

 

En la declaración jurada, escrita en inglés, ‘El Chapo’, reprocha que las autoridades no le hacen caso cuando pide atención médico e incluso narra un incidente sucedido en julio del 2021, cuando estaba tosiendo “incontrolablemente” y tenía el pecho congestionado, pero “nunca recibí tratamiento médico”.

 

“He sufrido mucho estando en confinamiento solitario. Mi presión arterial se ha elevado, llevando a dolores de cabeza y ansiedad. A veces olvido cosas”, aseguró.

 

Asimismo, alegó que le sirven poca comida por lo que se queda a menudo con hambre. Además, aseguró que tiene un trastorno de sueño debido a que se despierta después de la medianoche por el calor de la ventilación que es “extremadamente” fuerte y sale cada quince minutos entre cuatro y cinco veces. 

 

“Esto causa que mi corazón comience a latir rápidamente, elevando mi presión arterial”, expresa.

 

También dijo que “aunque yo no comparto una celda y estoy dentro de mi celda 24 horas al día, funcionarios de la prisión entran a mi celda varias veces por semana para hacer registros de rutina, cuando ellos mueven y tocan todas mis pertenencias”. TAMBIÉN LEE: Detienen a célula de la Unión Tepito que cobraba derecho de piso en la Roma, Condesa y Centro Histórico de la CDMX Finalmente, reprochó que solo le dejan hacer hasta dos llamadas de 15 minutos a sus familiares. Según cuenta, escribió una carta a sus seres queridos en octubre de 2019 y recibió una respuesta hasta agosto del 2020, ya que el Buró de Prisiones lee la correspondencia para evitar que lleve mensajes ocultos.

De acuerdo con el medio de noticias, el Departamento de Justicia (DOJ) no ha respondido a la querella, ya que el juez Michael Hegarty aprobó el pasado 12 de mayo una moción para que lo haga hasta el 15 de junio y programó una audiencia para el 7 de julio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.