Hallan rastros de cocaína en varios lugares del Parlamento británico

El Parlamento del Reino Unido está inmerso en un gran escándalo de drogas tras revelarse el hallazgo de rastros de cocaína en varios lugares del Palacio de Westminster, sede del Congreso británico.

De acuerdo con una investigación del diario The Sunday Times, se encontró evidencia de cocaína en 11 de los 12 lugares analizados en el edificio, incluidos los baños cerca de la oficina del primer ministro Boris Johnson, así como cerca de la oficina del secretario del Interior, Priti Patel.

Las revelaciones provocaron que el presidente de la Cámara de los Comunes, Lindsay Hoyle, amague con acudir a la policía, y que otro parlamentario planteara el despliegue de perros rastreadores para patrullar las instalaciones.

Hoyle calificó las acusaciones de uso de drogas en el Palacio de Westminster como “profundamente preocupantes”.

Dijo que llamaría a la policía porque quería la “aplicación total y efectiva de la ley”.

De acuerdo con la investigación de The Sunday Times, muchos de los lugares analizados en el edificio solo eran accesibles para los parlamentarios.

Fuentes anónimas aseguraron al diario que habían visto a un parlamentario “inhalando cocaína abiertamente en una fiesta”.

Hoyle exhortó a sus colegas que consuman drogas a acercarse a los servicios oficiales de ayuda.  

Advirtió que quienes opten por “desobedecer la ley y desacreditar a la institución”, enfrentarían sanciones graves.

Por su parte, el parlamentario conservador Charles Walker propuso la implementación de perros rastreadores de drogas, al recordar el largo historial en la sede legislativa de uso de perros para detectar explosivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *