Hacienda estima 535,509 millones de pesos extra por alza en petroprecios

El repunte de los precios del petróleo debido a la mayor demanda de combustibles en el mundo y el conflicto Rusia-Ucrania dejará más de medio billón de pesos al erario público mexicano. De acuerdo a los Precriterios Generales de Política Económica 2023, que sirven de base para el diseño del paquete económico del siguiente año y que hace ajustes al presente, el incremento internacional de los precios del crudo dejará ingresos petroleros por 535,509 millones de pesos (mdp). A finales de 2021, Hacienda estimaba que el precio de la mezcla mexicana de petróleo se vendería en 55.1 pesos por barril promedio en 2022, ahora en abril, ajustó esta previsión en 92.9 dólares.

 

¿A dónde se irá este dinero?

 

No obstante, por un menor crecimiento económico al proyectado a finales de 2021 y los subsidios adicionales al IEPS a las gasolinas, Hacienda perderá 230,326 (mdp). En términos totales, y considerando una estimación del PIB menor de 3.4%, en vez de 4.1%, se estima que los ingresos presupuestarios en 2022 sean mayores en 328,752 mdp, a los aprobados a finales de 2021, detalló la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) en los Precriterios, que dio a conocer el viernes pasado. Otros factores que influyen en este balance son el impacto positivo de la implementación de medidas para combatir la evasión fiscal, y mayores ingresos de organismos y empresas distintas de Pemex, en 23,569 mdp, generados por las mismas entidades durante el ejercicio fiscal, detalló la dependencia. Los precriterios detallan que los estímulos adicionales al IEPS, a través de los impuestos IVA e ISR tienen la finalidad de que los precios al público no aumenten en términos reales y se vuelvan una presión inflacionaria adicional. De acuerdo con la SHCP, al incrementarse los ingresos programados y aprobados por el Congreso, a finales de 2021, el gasto neto del sector público será 336,261 mdp mayor respecto a lo aprobado. De este total, 244,769 mdp, que representan el 73% del gasto excedente, se dirigirán al gasto programable, “a efecto de seguir robusteciendo la recuperación económica del país, sustentado en las ampliaciones de los ingresos excedentes en línea con lo establecido en la normatividad”, refirió Hacienda en el documento. Otro tanto; 91,492 mdp, se destinarán al gasto no programable, es decir, a pagar un mayor costo de la deuda pública, asociado a incrementos en las tasas de interés y el tipo de cambio, respecto a lo programado el año pasado. También este dinero se ocupará para repartir más dinero a las entidades federativas y municipios, a través de participaciones, en línea con una mayor recaudación federal participable.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.