Fernanda Castillo asegura que adicciones “se fueron comiendo” a Rafael Amaya

El señor de los cielos es una de las series más populares de la televisión, prueba de ello es que tuvo su estreno en abril de 2013 y hasta la fecha sigue siendo relevante, pues fue renovada para una octava temporada y sin duda gran parte del éxito se debe a las actuaciones de Fernanda Castillo, quien realizo el papel de Mónica Robles y Rafael Amaya en el rol principal.

 

Aunque la serie tuvo gran éxito y se convirtió en una de las producciones más populares, no todo fue felicidad para los protagonistas, pues se sabe que Rafael Amaya comenzó sus problemas de adicciones y Fernanda Castillo fue testigo de cómo el actor comenzó a cambiar a raíz del uso de las drogas y el alcohol.

 

Debido a que Fernanda Castillo y Rafael Amaya interpretaron a algunos de los personajes principales de la serie, los actores convivieron demasiado tiempo y al ser cuestionada sobre el tema en La entrevista con Yordi, la famosa aseguró que la carga de trabajo y todo lo que hubo alrededor de las filmaciones también afectaron a su compañero de reparto.

 

“Yo a Rafa lo quiero mucho y la verdad es que fue complicado porque quería que estuviera bien y porque yo pude ver cómo la carga de trabajo, como que todo lo que había alrededor del personaje lo fue afectando, yo lo he querido siempre mucho”, dijo.

 

En la charla con Yordi Rosado, Fernanda Castillo dijo que trabajar junto a Rafael Amaya fue muy grato, pues tenían muchas cosas en común, pero cuando cayó en las adicciones ella de inmediato notó los cambios, incluso hubo ocasiones en las que lo notaba irreconocible.

 

“Rafael era el primero que llegaba, se sabía sus textos, estaba al full y siento que el problema que tuvo se lo fue comiendo, yo no encontraba a veces en sus ojos al amigo y al cómplice de escena, que tuve muchos años, yo trabajé cinco años pegada a Rafa y era mi amigo, alguien a quien quiero, los dos venimos de Hermosillo, muchas cosas en común”, comentó.

 

En la entrevista, Fernanda Castillo confesó que le dolía ver a su amigo en ese estado, pues los problemas de drogadicción y alcoholismo lo cambiaron, además insistió en que al filmar las escenas con él se podía dar cuenta de que no estaba pasando por un buen momento: “Yo sé que él me quiere también y me dolió ver que mi amigo no estaba bien”, expresó.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.