Famsa afronta una deuda por más de 9 mil mdp

Grupo Famsa, empresa que fundó en los 70’s Humberto Garza González, atraviesa por su peor crisis financiera, por lo que busca resolver sus problemas económicos mediante concurso mercantil.

Tanto Grupo Famsa S.A.B, de C.V. como Famsa México S.A. de C.V. fueron admitidas en concurso mercantil el año pasado, esto ante sus abultadas deudas, ambos procesos se encuentran en la etapa conciliatoria.

Debido a la desincorporación de la institución financiera Banco Ahorro Famsa, pues perdió su licencia por malos manejos, a lo que se sumó la crisis sanitaria, la liquidez de la compañía se vio limitada y por consiguiente su situación financiera tuvo afectaciones que provocaron que incumpliera con el pago en sus obligaciones financieras.

En total, sus contrapartes, exigen el pago de nueve mil 172 millones de pesos, sin embargo, la empresa asegura no contar con los recursos para liquidar dicho monto. A lo que hay que sumar que el año pasado sus ventas cayeron en 53.8 por ciento.

Actualmente, la compañía quiere reorganizarse, por lo que está diseñando un plan, para convencer a sus acreedores de que les pagará.

Ante su difícil situación, la administración de Famsa decidió reunir a sus accionistas para presentar la Solicitud de Concurso Mercantil, dicha solicitud se presentó el seis de agosto de 2020; en la misma fecha se presentó la solicitud bajo el Capítulo 15 del Código de Bancarrota de los Estados Unidos con el propósito de proteger sus activos ubicados en dicho país, con lo que obtuvo protección para sus activos.

En México, el 13 de octubre de 2020, el visitador designado para corroborar la situación de la empresa, deliberó que el 95% del total de las obligaciones de Grupo Famsa contaban con un vencimiento de al menos 30 días, por lo que el grupo fue declarado en concurso mercantil.

En tanto, su subsidiaria Famsa México, encargada de la operación de sus tiendas, solicitó el mismo procedimiento, aunque en su caso todavía no se puede designar un conciliador debido a que, según la compañía, no se ha podido emitir un acuerdo sobre la aceptación del conciliador porque la suspensión de actividades en los juzgados afectó el procedimiento.

A través del concurso mercantil las empresas y sus acreedores buscan acordar una forma de pago a sus deudas, el proceso requiere de una etapa de conciliación, si en ésta no se logran acuerdos entre las partes, el asunto termina en la quiebra de la empresa y la liquidación de sus activos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *