España busca multar a restaurantes y supermercados que tiren comida

El gobierno de España adoptó este martes un proyecto de ley que pretende luchar contra el desperdicio de alimentos, incluyendo multas a restaurantes y supermercados que tiren comida, similar a normas adoptadas en Italia y Francia.

 

Es un instrumento jurídico pionero para prevenir una ineficiencia en toda la cadena alimentaria, desde la producción hasta el consumidor, que supone pérdidas económicas e impacto medioambiental”, anunció el ministro de Alimentación, Luis Planas, en rueda de prensa tras un consejo de ministros.

 

En un mundo donde por desgracia aún existe el hambre y la malnutrición, evidentemente este tema nos golpea la conciencia de todos”, argumentó Planas.

 

El proyecto, que debe ser debatido en el Parlamento, busca reducir los 1.36 millones de toneladas de comida y bebidas que los españoles tiran a la basura al año, lo que significa una pérdida de 250 euros (alrededor de 5 mil 240 pesos mexicanos) por persona, según cifras del gobierno.

 

En el caso de supermercados y restaurantes, estos tendrán que establecer mecanismos para donar los alimentos sobrantes a ONG y bancos de alimentos.

 

Si ya no son aptos para el consumo humano, deberán transformarlos en otros productos como jugos o mermeladas, o, en última instancia, garantizar que sirvan para consumo animal o composta.

 

Mover conciencias

 

Para evitar el desperdicio, los restaurantes deben facilitar a sus clientes sin coste envases para llevarse las sobras, una práctica poco extendida en España.

 

El proyecto prevé multas por incumplimiento de la normativa, que van de los 2 mil a los 60 mil euros (entre 49 mil y un millón 200 mil pesos mexicanos).

 

Pese a ello, Luis Planas subrayó que esta “no pretende ser una ley intervencionista”, sino “de concienciación”.

 

De allí que no habrá sanciones para los hogares, que serán blanco de campañas educativas.

 

Otros países europeos como Italia y Francia ya adoptaron en años recientes leyes contra el despilfarro de alimentos.

 

La Unión Europea se comprometió para 2030, siguiendo los objetivos de la ONU, a reducir a la mitad el desperdicio de alimentos tanto de empresas como de consumidores.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.