Empresas deben considerar coberturas de tasas de interés en épocas de inflación: BASE

En periodos de alta inflación como el que estamos viviendo, las empresas deberían considerar hacer coberturas de tasas de interés, pues para contener el alza de precios, el banco central aumenta los tipos de interés de referencia y eso implica un aumento en el costo financiero de las compañías, lo que afecta la operación de su negocio.

 

El director cambiario en Banco BASE, Nicolás Eguiarte, explicó que la inflación no es solamente para los consumidores, también afecta a los productores y cuando la inflación al productor está por arriba de la del consumidor, hay un margen que no puede cobrar a sus clientes; es decir, el empresario en México necesita contener esa alza en precios para no trasladarla a los consumidores.

 

“Hay una diferencia entre lo que aumentan los costos de los productores y lo que aumenta el precio a los consumidores, esa diferencia alguien la tiene que pagar y normalmente son los empresarios”, refirió en la videoconferencia Coberturas de tasas de interés, ¿por qué son importantes en un entorno de alzas y de alta inflación?.

 

En este contexto, señaló el directivo de Banco BASE, el año pasado el Banco de México (Banxico) comenzó a subir su tasa de interés ante la espiral inflacionaria, al tiempo que las empresas comenzaron, ante el aumento de costos, a elevar precios de sus productos, pero eso provocó menores ventas.

 

Ante esta situación, abundó, si las compañías hicieran coberturas de tasas de interés, podrían subsanar el aumento en costos sin tener que trasladarlo vía un aumento de precios de sus productos, que finalmente termina haciendo más persistente la inflación, pues con las coberturas el costo financiero es menor y eso permite continuar con la operación del negocio, sin tener que endeudarse a costos más altos.

 

“Las tasas de interés son variables y lo que pretendemos es que las empresas puedan tener una cobertura para sus tasas. En nuestra experiencia, solamente  15 por ciento de los créditos que se disponen a tasa variable tienen una cobertura. Esto es importante porque la rentabilidad de las empresas, normalmente pasa del 7 por ciento neto a 4 por ciento; es decir, la rentabilidad de las empresas, el flujo que necesitan para seguir operando, se divide a la mitad, solamente por la tasa de interés y la tasa de interés no las controlan las empresas, pero sí pueden controlar sus efectos”, señaló Nicolás Eguiarte.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.