EL TSJCDMX NO PUEDE TENER DOS PRESIDENTES: DIP. EDUARDO SANTILLÁN

·         Afirma que el Poder Judicial-CDMX vive un proceso de transición gradual que en la víspera permitirá consolidar su integración conforme a la Cuarta Transformación, fortaleciendo su autonomía en la esfera de la trilogía funcional primaria que es la División de Poderes en México

·         Eso nos permitirá que exista en la ciudad, un auténtico equilibrio de Poderes., y que nunca más veamos un tribunal sometido a los intereses políticos de la ciudad, aseguró

·         Está tan bien diseñada la Constitución-CDMX que en la nueva Ley Orgánica del TSJ ya no se permitirá que haya individuos que se perpetúen o se enquisten como presidentes

 

BLAS A. BUENDÍA

Reportero Free Lance

filtrodedatospoliticos@gmail.com

 

Si bien las barras de abogados estiman replantear y enmendar la Primera Constitución de la Ciudad de México que el Constituyente estableció cánones jurídicos en la esfera del Poder Judicial, el I Congreso de la Ciudad de México no debe permitir que el Tribunal Superior de Justicia “tenga dos presidentes: uno para el Órgano Jurisdiccional y otro para el Órgano Administrativo”.

El presidente de la Comisión de Procuración e Impartición de Justicia de la Asamblea Legislativa, hoy Congreso de la capital de la República Mexicana, el diputado Eduardo Santillán, en entrevista con este reportero, hizo todo un análisis de lo que fue y es hoy y será en el futuro inmediato la Casa de Justicia de la gran ciudad.

Afirma que el Poder Judicial-CDMX vive un proceso de transición gradual que en la víspera permitirá consolidar su integración conforme a la Cuarta Transformación, fortaleciendo su autonomía en la esfera de la trilogía funcional primaria que es la división de Poderes en México.

Mencionó que está tan bien diseñada la Constitución-CDMX que en la nueva Ley Orgánica del TSJ ya no se permitirá que haya individuos que se perpetúen o se enquisten como presidentes.

Anunció que el Congreso local será más riguroso para impulsar a futuras generaciones de magistrados porque en la selección que hizo la VII y última Asamblea Legislativa del entonces Distrito Federal, varios de ellos siguen sin reunir los perfiles adecuados acciones exigentes en el servicio de carrera dentro del ambiente del Poder Judicial. Es decir –anunció- en los próximos años, no serán ratificados por el simple hecho de haber sido elegidos por cuestiones políticas sin valorar una auténtica carrera judicial. “Para ser magistrado, necesariamente debió configurarse como un juez de primera instancia”.

Durante la entrevista, desarrollada en su curul del histórico recinto de Donceles y Allende, ocupando la primera línea del “fuego amigo legislativo” ya que el diputado Eduardo Santillán pertenece a la bancada del Partido Morena, se manifestó abiertamente de ser no solo un político sino poseer una convicción sindicalista en la defensa de los trabajadores aglutinados en el Sindicato de Trabajadores del Poder Judicial del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, que encabeza Diego Valdez Medina.

-¿Diputado Eduardo Santillán, cual es la actual imagen que guarda el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, desde la época juarista a esta fecha que ha servido como una base para mantener la paz social de todo el país., y más en estas fechas de convulsión política, de tantas reformas que se han venido ventilando, el cambio de régimen también que es muy propicio para hacer todo este desempeño de reformas; en síntesis, la imagen del tribunal cómo la ve actualmente?

-Sin lugar a dudas –respondió- es un tribunal que se encuentra en un proceso de transición, es algo muy interesante porque a pesar de ser un tribunal con una gran historia, con una tradición fundamental en la Cultura Jurídica del país y obviamente de la ciudad, pues es también un tribunal que apenas está naciendo, a partir de la Constitución de la Ciudad de México.

De hecho –detalló el diputado Santillán-, la Constitución establece que la aplicación de la Constitución se dio primero para el Poder Legislativo, después para el Ejecutivo y al final hacia el Poder Judicial.

Hasta junio como tal –dijo-  entrará en vigor las disposiciones de la Constitución en lo que corresponden al Poder Judicial. Entonces, es una etapa sui géneris porque entra a una nueva etapa, es un nuevo diseño Constitucional, es una nueva estructura en una nueva etapa de administración, pero al mismo tiempo está en un proceso de transición, en una nueva renovación muy importante, efectivamente, el tribunal venía de un periodo muy largo encabezado por Édgar Elías, y que había establecido desde mi punto de vista, en un cierto inmovilismo al interior del tribunal.

Entonces –continuó-  ahora un tribunal que debe de asumir la importancia nacional que tiene, es un tribunal que sin lugar a dudas está a la altura, incluso, de varios países centroamericanos.

El Tribunal de la Ciudad de México –subrayó- es un tribunal nacional prácticamente por el número de competencias, miles de asuntos que se establecen como Jurisdicción para la resolución de conflictos en la Ciudad de México, de tal suerte que, estamos en ese proceso que implica una renovación importante en el tribunal, un acompañamiento entre Poderes, y creo que, aquí hay que resaltar: en una sinergia importante entre el Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial en la Ciudad de México.

Creemos que –añadió- después de mucho tiempo, un respeto absoluto y total a la independencia del Poder Judicial, ese es uno de los principales compromisos tanto de este Congreso como de la Jefatura de Gobierno. Eso nos permitirá que exista en la ciudad, un auténtico equilibrio de Poderes., y que nunca más veamos un tribunal sometido a los intereses políticos de la ciudad.

-¿El Poder Legislativo y el Poder Judicial son dos entes que se deben de respetar conforme a la División de Poderes. Esto representa que en su parte inicial siempre se detalló una controversia constitucional en que una facultad no tendría que una esfera no tendría que pisotear a la esfera del otro poder. Sin embargo, con el transcurso del tiempo, todavía está en boga un desarrollo de escándalo? ¿Qué es lo que se requiere actualmente: esperar a que se consolide las instancias de controversias que se promovieron en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, para ya tener alguna formulación de un nuevo esquema de tribunal en la ciudad?

-Es muy importante que tenemos que esperar, es precisamente la resolución de la Controversia Constitucional que está en la Suprema Corte de Justicia, que tienen que ver con el hecho de que se defina la DOBLE PRESIDENCIA en el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México;

Que si el presidente del tribunal puede serlo al mismo tiempo del Consejo de la Judicatura para que a partir de esa definición, pues prácticamente estemos en posibilidad ya de estructurar, en primer lugar de tener de manera definitiva la estructura Constitucional, el modelo constitucional del Tribunal Superior de Justicia y a partir de ahí, llevar a cabo todas las reformas legales necesarias para darle cumplimiento las disposiciones de la Constitución.

Evidentemente –precisó-  en lo que respeta al propio Congreso de la Ciudad, se ha hecho un ejercicio para que modifiquemos los plazos constitucionales marcados para el propio tribunal a efecto de que entremos a un proceso de TRANSICIÓN GRADUAL en el Poder Judicial y que permita consolidar al tribunal, que sea una reforma integral y que FORTALEZA LA AUTONOMÍA DEL PODER JUDICIAL, que eficiente el trabajo fundamental que tienen los juzgados en la Ciudad de México, y que al mismo tiempo se logre AUMENTAR LA CALIDAD DE LA JUSTICIA en la ciudad.

-Diputado, en este contexto, cuál sería el beneficio de tener a dos presidentes dentro de este tribunal; uno, como tribunal tal; y otro, como presidente del Consejo de la Judicatura.

-En lo particular yo me pronunciaría que existiera una sola presidencia de los dos Órganos, me parece fundamental que el presidente del tribunal lo sea también del Consejo de la Judicatura.

Explicó: “En lo particular me pronunciaría por hacer un replanteamiento sobre la duración de la Presidencial del Tribunal. Me parece que la actual disposición constitucional de que sea de un año la presidencia del tribunal, pues implica que sea muy difícil el poder plantear un PROYECTO DE JUSTICIA a mediano plazo, no podemos prácticamente cambiar cada año el modelo de justicia o la política pública en materia de justicia”.

Destacó: “A mí me parece que NO ES ADECUADO DESVINCULAR la presidencia del Órgano Jurisdiccional del Órgano Administrativo, porque son dos caras de la misma moneda: el mejoramiento de los juzgados, por ejemplo, pues tienen que ver mucho con las condiciones administrativas, con las condiciones laborales, con el equipamiento de los juzgados.

“Entonces me parece que buena parte de un PROGRAMA DE DIGNIFICACIÓN del Poder Judicial y de eficientar su labor, pues tienen que ir de la mano con toda una serie de decisiones de carácter administrativo. Entonces, lo adecuado es que se conserve en una sola presidencia los dos Órganos”, remarcó.

-¿En la víspera, pudo haberse equivocado el Constituyente cuando se generaron estos tipos de cambios de reformas, sobre todo para el tribunal que ahora enfrenta diversas controversias constitucionales?

-Sí. Sobre todo me parece que la figura de Édgar Elías y lo que sucedió en los últimos años en el tribunal, sin lugar a dudas tuvieron una influencia importante en el Constituyente.

“¿Cuál es el espíritu que me parece fundamental del Constituyente?”, se preguntó para dar respuesta inmediata: “Es el hecho de que NO HAYA UNA PERPETUIDAD en la Presidencia del Tribunal, que evidentemente NO PODEMOS TENER PRESIDENTES QUE SE COLOCAN Y SE ENQUISTAN en la presidencia durante muchos años, que tiene que haber evidentemente una renovación, pero que eso, al mismo tiempo, no en conflicto de tener un mecanismo eficiente de administración”.

La elección del actual presidente que ocupa el magistrado penalista Rafael Guerra Álvarez, se hizo conforme a las disposiciones del Estatuto de Gobierno, “porque aún no entra en vigor las disposiciones constitucionales del Poder Judicial, por lo que tendremos, prácticamente en esta legislatura, para hacer un análisis sobre cuál es el modelo del tribunal que queremos”, señaló.

Para el diputado y abogado en Derecho Eduardo Santillán, considera que “evidentemente tenemos que plantear en un ejercicio de revisión la duración del periodo, si debe conservarse por un año, si debe ser tres o cuatro, incluso seis años, pero lo que nos frena es la solución que la Suprema Corte de Justicia debe darle a este pliego de controversias promovidas por quienes se responsabilizaron en crear la Constitución de la Ciudad de México. Son temas que el Congreso debe analizar desde la propia revisión de la Constitucional de la Ciudad”, abundó.

-El doctor Édgar Elías Azar cuando fue presidente del tribunal, de qué manera vino a beneficiar sobre las reformas y tener un nuevo tribunal. ¿Qué fue lo que realmente ha fallado o cuál fue el éxito dentro de su participación en la Administración de Justicia?

-Édgar Elías como juzgador –dijo- era un buen político. Hacía más labor política que trabajo Jurisdiccional. Esto sin lugar a duda lo que generó evidentemente fue un proceso de politización del propio tribunal. El tribunal debe de mantenerse ajeno a la actividad política.

“Necesitamos un presidente del tribunal que ejerza su autonomía y que al mismo tiempo se mantengan a la distancia de la actividad política-partidista. Me parece que en algún momento no se defendió la Autonomía del Tribunal, no se peleó por la dignificación del poder judicial, toda vez que los nombramientos que hizo la última legislatura de la Asamblea Legislativa, pues dejaron mucho qué desear (un desaseo), que sin lugar a dudas implicaron nombramientos sin ninguna justificación, perfiles que no cumplían con los mínimos estándares de calidad o de trayectoria.  

-Sobre los escándalos últimos que ha habido frente a un magistrado que obedece al nombre de Carlos Vargas Martínez, que ha sido requerido por la Función Pública por un presunto desfalco de 5.7 millones de pesos para la construcción de las salas orales en materia penal y que ha sido muy cuestionado en relación a todo este tema. La Comisión de Justicia del Congreso de la Ciudad de México, ¿qué es lo que va hacer o qué es lo que va a esperar referente a todo estos motivos que han generado escándalos mediáticos?

-Sin lugar a dudas –refirió- tanto la Comisión de  Justicia como del Congreso, en primera instancia, seremos respetuosos de la Autonomía del propio tribunal. Nos parece que evidentemente tienen que hacerse las investigaciones necesarias en este o en cualquier otro caso, que debemos de esperar cuáles son las resoluciones finales de las instancias administrativas y de las instancias Jurisdiccionales a nivel federal y que independientemente de la sanción o de la responsabilidad que recaiga sobre algún funcionario, al mismo tiempo debe haber claridad en los temas administrativos y lo que nosotros en todo caso, exhortaremos que se haga un ejercicio muy importante de transparencia, de revisión de cuentas, y que se hagan públicos todos los informes relacionados con estos temas, y que independientemente de las sanciones o las resoluciones de carácter administrativo, entonces hay una responsabilidad del tribunal de salvaguardar el Patrimonio y los intereses del propio tribunal.  Sin lugar a dudas, nosotros estaremos a la vigilancia y a la expectativa de que se puedan avanzar en esta revisión de cuentas.

-Habla de una “revisión de cuentas”, la Comisión de Justicia a través de las Comisiones unidas de Presupuesto y Cuenta Pública, la de Hacienda, entre otras, ya han analizado para cuándo van a revisar la función administrativa de los últimos presidentes, como es el caso tanto del magistrado Édgar Elías Azar y el de su sucesor, el magistrado Álvaro Augusto Pérez Juárez, para ver cómo dejaron sus administraciones cuando fueron presidentes del TSJ, porque en torno a ello hay una serie de especulaciones.

-Hay que recordar –describió-  que en los próximos meses estaremos recibiendo el Informe de Resultados que presentará la Auditoría Superior de la Ciudad de México respecto al Ejercicio Presupuestal de 2017.

Nosotros –señaló- estaremos muy atentos precisamente para conocer cuáles son los resultados de las Auditorías que al mismo tiempo se estará planteando el Programa Anual de Auditorías del Ejercicio del 2018, durante este ejercicio y que evidentemente van a ser uno de los temas fundamentales para que pudiéramos hacer esto.

En lo particular –dijo- estaremos haciendo una recopilación de cuáles han sido los resultados de todas las Auditorías practicas por la Auditoría Superior durante los últimos años hacia el tribunal. Cuál es el estado que guardan las recomendaciones de estos informes de los resultados y al mismo tiempo pedir al tribunal haga un esfuerzo adicional en materia de transparencia y rendición de cuentas. “Lo que queremos es que los Tres Órganos de Gobierno, los Tres Poderes de la Ciudad de México, seamos un ejemplo de transparencia y de rendición de cuentas”, subrayó.

-De qué manera para los próximos Ejercicios Fiscales, este Congreso a través de la Comisión de Justicia, coadyuvará para que tenga los mejores presupuestos el TSJ y que aleatoriamente puedan beneficiar a la plantilla de trabajadores, porque muchos de ellos tienen jornadas hasta por 18 horas debido al cúmulo de expedientes existentes en todas las áreas, primordialmente en materia familiar. ¿Qué van hacer para ayudar a todos esos trabajadores?

-Evidentemente –precisó- uno de los temas que estamos haciendo es una evaluación integral sobre los resultados del propio tribunal. Evidentemente hay un contenido laboral muy importante, particularmente he tenido reuniones con trabajadores del propio tribunal, que han manifestado toda una serie de inquietudes. Lo primero que tenemos que hacer es reconocer efectivamente el compromiso que hay por parte de los trabajadores del tribunal con la institución, porque efectivamente HAY UNA CANTIDAD MUY IMPORTANTE DE HORAS EXTRAS NO PAGADAS.

Evidentemente –agregó- que en el caso del tribunal teniendo siempre la premura de los plazos legales, efectivamente existen compañeros que, incluso se llevan los fines de semana los trabajados a sus casas, y es un trabajo que no está reconocido.

La verdad –aceptó- es que tenemos que reconocer en primera instancia ese trabajo comprometido del personal del tribunal, incluido los propios meritorios. Los que somos abogados sabemos, pero es curioso, la carrera judicial inicia con los meritorios tradicionalmente y que evidentemente que es uno de los temas que tendremos que hacer énfasis, y me parece que la disposición por parte del Consejo de la Judicatura, el propio presidente del tribunal, deben garantizar las mejores condiciones laborales posibles.

Hay por parte del Congreso –reveló- la sensibilidad a ese y a muchos otros temas, y estaremos seguramente trabajando conjuntamente con el tribunal. Nos parece que también algo fundamental en términos de diseño de política pública, es la necesidad de reforzar la Justicia Alternativa, resulta muy caro un juicio.

Y abunda: “Echar a andar a todo el aparato de impartición de justicia en la Ciudad de México, implica un gasto muy importante. Nos parece que una de las acciones prioritarias del propio tribunal, tiene que ser el aumentar la cantidad de mediaciones que puedan darse, encontrar mecanismos alternativos, de solución de controversias.

“Uno de los temas que estaremos revisando es tener un modelo de justicia penal, tenemos pendiente la revisión y la implementación de los Jueces de Tutela en materia de derechos humanos, la revisión de la Justicia para Adolescentes.

“En lo particular hay un interés muy importante en realizar la materia familiar, que desde mi punto de vista, es uno de las materias que hay que proteger e impulsar en beneficio de la sociedad. Entonces, esta es y seguirá siendo una Legislatura de mucha coordinación y de mucha colaboración con el Poder Judicial”, puntualizó.

-Su relación con el Sindicato de Trabajadores del Poder Judicial del Distrito Federal, que encabeza el licenciado Diego Valdez Medina. ¿El Congreso brindará los apoyos necesarios a todos los trabajadores que hacen posible el funcionamiento del TSJ para lograr objetivos salariales justos?

-Nosotros haremos un ejercicio de acompañamiento en la medida en que la Comisión de Impartición y Procuración de Justicia del Congreso de la Ciudad de México, particularmente yo como diputado podamos incidir en los temas presupuestales lo haremos con mucho gusto, garantizar el respeto a las garantías laborales, y en lo particular siempre hemos estado con una gran disposición para escuchar a los compañeros trabajadores,  yo me identifico…, yo me considero un sindicalista de convicción, y me parece que siempre que se pueda avanzar en mejorar las condiciones laborales de los trabajadores, pues es una de las características de los gobiernos de izquierda.

Finalmente dijo que existe únicamente una gran coincidencia de los Tres Poderes: lograr una justicia más humana, una justicia más cercana al pueblo y para eso, necesitamos jueces independientes, jueces comprometidos y con todos los instrumentos para  realizar su función.

El Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, antes Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal, es el órgano judicial encargado de impartir justicia del fuero común en la capital de México, y lo hace en las materias penal, civil, mercantil, familiar, de justicia para adolescentes, ejecución de sanciones penales y ejecución de medidas sancionadoras. De acuerdo a la Constitución Política de la Ciudad de México, el Poder Judicial se deposita en: El Tribunal Superior de Justicia (que debe contar con una Sala Constitucional), e Consejo de la Judicatura y Juzgados.

El Consejo de la Judicatura de la Ciudad de México (antes Consejo de la Judicatura del Distrito Federal), cumple con las funciones de vigilancia, supervisión y disciplina de juzgados y salas, también es encabezado por el Magistrado Presidente del Tribunal y está compuesto, además, por otros seis integrantes.

También tiene un Centro de Justicia Alternativa, creado en el 2003 como un órgano del Consejo de la Judicatura, cuyas funciones son implementar los medios alternativos de solución de controversias (conciliación, mediación, arbitraje, etcétera) para lograr la resolución de los conflictos relevantes para el derecho sin necesidad de llegar a instancias judiciales.5

A su vez el tribunal administra el Instituto de Ciencias Forenses de la capital del país (INCIFO), reconocido a nivel nacional y latinoamericano como uno de los mejores, ya que cuenta con laboratorios con equipo de vanguardia para la determinación de causas de muerte e identificación de cadáveres.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.