El súper dólar está imparable y registra máximo de 20 años

En la jornada de este martes el índice dólar (DXY) alcanzó un nivel no visto desde junio de 2002. El fortalecimiento de la moneda estadounidense se dio principalmente por las preocupaciones que existen sobre el aumento de las tasas de interés, los problemas energéticos en Europa y la desaceleración de la economía global. Cerca de las 15:00 horas, el DXY subió 0.68% al quedar en 110.25 unidades, su máximo nivel desde junio de 2002. El índice ganó terreno frente a la canasta de divisas después de que un informe sobre el sector servicios de Estados Unidos en agosto reforzó la opinión de que la economía no está en recesión y reafirma la posibilidad de un aumento más acelerado en la tasa de referencia de la Reserva Federal.

La gente reconoce que la economía estadounidense se está desacelerando, pero sigue siendo la menos fea del concurso’, dijo Marc Chandler, de Bannockburn Global Forex. Si bien la senda de menor resistencia del dólar es a la alza, su fortaleza se verá desafiada la próxima semana, cuando se publique el Índice de Precios al Consumo de Estados Unidos para agosto, dijo Chandler. En la jornada de este martes, las divisas que mayor depreciación presentaron fueron el real brasileño, con 1.87%; el yen japonés, con 1.54%; el peso chileno, con 1.25%; el dólar neozelandés, con 0.92%; el dólar australiano, con 0.91%; el rand sudafricano, con 0.78%; el peso mexicano, con 0.71% y el lei rumano, con 0.62%. La libra esterlina y el euro intentaron recuperarse de los mínimos de varios años que tocaron el lunes frente al dólar. La moneda británica avanzó 0.04%, a 1.1528 dólares, y la comunitaria cedió 0.26%, a 0.99 dólares. “La publicación en Estados Unidos del ISM del sector servicios que subió de 56.7 en julio a 56.9 puntos en agosto, superando las expectativas del mercado y avanzando por segundo mes consecutivo. Las señales de que el sector servicios en Estados Unidos se mantiene fuerte, refuerza la expectativa de que la Reserva Federal seguirá subiendo su tasa de interés a un ritmo agresivo de 75 puntos base el 21 de septiembre”, dijo Gabriela Siller, directora de análisis económico de Banco Base. El fortalecimiento del dólar reduce la demanda por commodities al hacerlos menos accesibles para inversionistas que tienen otra divisa, mientras que, las mayores tasas aumentan los costos de oportunidad de mantener inversiones en materias primas que no devengan intereses. Por lo que el oro cerró con una caída de 0.57%. La guerra en Ucrania y las implicaciones para la economía europea vuelven a ser el centro de atención después de que Rusia anunció que detendría el flujo de gas natural a través de su gasoducto Nord Stream 1 en respuesta a las sanciones, lo que aumenta más el entorno de incertidumbre en el mercado cambiario y de capitales.

 

Perspectivas para el peso mexicano Analistas de CI Banco dijeron que algunos factores como la situación de los confinamientos en China, la decisión de política monetaria en Europa y su crisis energética, pueden ser elementos que se traduzcan en volatilidad, pero esta sería temporal. Por ahora, la atención se vuelca por completo al informe de la inflación en EU. Si se reporta un menor nivel la próxima semana, el peso podría cotizar por debajo de 19.90 unidades por dólar. Este martes, el peso cerró en 20.1448 unidades por dólar, una depreciación de 0.71%, lo que significa su segundo sía consecutivo a la baja, según datos del Banco de México (Banxico). “El dólar opera con ganancias significantes tanto contra el peso como contra las principales divisas del mundo. Ante los datos macroeconómicos, mayor perspectiva de riesgo inflacionario y mayores expectativas de un alza de 75 puntos base de la Fed, el DXY opera por encima de los 110 puntos. Se podría esperar mayor sensibilidad al alza”, indicó Moisés Romano, analista de Masari.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.