El príncipe Enrique y Meghan se mudan a California, la vida queda en suspenso

Cuando el príncipe Enrique y Meghan Markle se mudaron a California en busca de una nueva vida soleada y glamurosa, probablemente no esperaban pasar gran parte de su primer año atrapados en casa.

La pareja llegó a Los Ángeles justo antes de las restricciones de viaje por la pandemia, en marzo del año pasado. Rápidamente pusieron en marcha planes para forjar una marca única de la realeza en Hollywood, y fueron cortejados por distintos estudios importantes antes de firmar un lucrativo acuerdo con Netflix.

Pero las esperanzas de establecer una rápida presencia en las alfoFrase en globombras rojas han quedado en suspenso por una brutal arremetida del covid durante el invierno. El estado sigue manteniendo estrictas restricciones a 12 meses de su nueva vida.

Es la primera vez que tengo la oportunidad de ver Los Ángeles”, admitió Enrique al presentador británico James Corden en una entrevista emitida la semana pasada, que se realizó desde el techo de un autobús descapotable.

La ciudad fue brevemente su hogar, aunque su corta estancia en un complejo de Beverly Hills, propiedad del magnate del entretenimiento Tyler Perry, no fue feliz: la pareja se vio rápidamente envuelta en una batalla legal con los paparazzi por las fotos tomadas a su hijo Archie.

En julio se trasladaron de nuevo, a Montecito, una pequeña y acomodada localidad costera a 150 kilómetros de Los Ángeles.

La zona es el hogar de un puñado de estrellas del mundo del espectáculo, como Oprah Winfrey, Ellen DeGeneres y Rob Lowe.

Pero incluso para las estrellas de Hollywood, el día a día de la pareja se mantiene en secreto.

Ha estado muy recluido”, dijo Lowe en el programa de Corden en enero.

Eric Schiffer, experto en relaciones públicas basado en Los Ángeles, dijo que es poco probable que “pasen mucho tiempo con los famosos”.

Ese no es el lugar normal de reunión de los famosos: es Beverly Hills, y Bel Air, y Malibú y West Hollywood. No Montecito”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *