El presidente López Obrador encabeza el Día de la Armada Desde Manzanillo Colima

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Amigas, amigos.

Integrantes de la Armada de México, mujeres, hombres, leales a las instituciones, al Estado mexicano y a nuestra patria.

Autoridades civiles, militares, servidores públicos:

Me da mucho gusto participar en esta ceremonia que tiene como propósito recordar la fundación de la Armada de México. Es importante conocer nuestra historia, que, dicho sea de paso, es fecunda y ejemplar. Pocos países en el mundo tienen los antecedentes culturales y la historia de nuestra gran nación.

Como aquí se mencionó, se inicia el movimiento de Independencia en 1810 con la rebelión popular encabezada por el padre de nuestra patria, Miguel Hidalgo y Costilla. Él era un hombre de visión universal y de dimensión social; no sólo buscaba la independencia de nuestro país, que, dicho sea de paso, ya se estaba consumando en otros países de América porque ya estaba debilitada la monarquía española, que había dominado a América por más de 300 años. De modo que era importante lograr la independencia, que México fuese un país libre, soberano.

Pero Hidalgo también le imprime su sentimiento de justicia y proclama, al mismo tiempo, la abolición de la esclavitud. Eso no sucede en otros países. Eso fue un acto de justicia profunda que le costó, no sólo la vida, sino la humillación al padre de nuestra patria, porque es excomulgado, asesinado, le cortan la cabeza y la exhiben 10 años en la plaza principal de Guanajuato —con ese pensamiento conservador, rancio— que sirviera de escarmiento para que nadie se atreviera a luchar por la justicia y la igualdad.

Pasa el tiempo y al final se consuma la Independencia en 1821, pero, de todas maneras, no aceptan los españoles abandonar nuestro territorio, querían seguirnos manteniendo como colonia y por eso hubo muchos actos o varios intentos de reconquista. Uno de ellos es al que ha hecho mención el almirante Ojeda, que se da después de 1821, ya consumada la independencia, ya cuando entra el Ejército Trigarante a la ciudad, ya cuando se establece la primera República con el primer presidente de México que inicia sus funciones en 1924, primer presidente de México, Guadalupe Victoria.

Pero al año, 1825, se presenta este hecho de reconquista y Pedro Sainz de Baranda expulsa a los españoles, y es una nueva independencia.

Y esto se repite luego, varias veces, y son los marinos mexicanos y el Ejército Mexicano y el pueblo de México los que hacen valer a lo largo de la historia nuestro derecho a pertenecer a un país libre, independiente y soberano.

Nos invadió España, se impusieron tres siglos, hubo estos actos de reconquista.

Luego, nos invadió Francia, 1838, por algo que podría parecer absurdo, porque había un pastelero francés en Tacubaya, y unos mexicanos no pagaron la cuenta y ese fue el pretexto utilizado por Francia para invadirnos. Por eso se le conoce a esa intervención como la Guerra de los Pasteles. En el fondo lo que querían era seguirnos tratando como colonia; ya no estaba España, querían tomar su lugar los franceses.

Lo mismo en 1847, 48, la invasión estadounidense, y son los marinos del golfo, del Pacífico, los que defienden nuestra nación. Desgraciadamente con esa invasión nos arrebatan más de la mitad de nuestro territorio, fue un gran zarpazo.

Y luego, de nuevo los franceses, 1862, y la resistencia de los marinos, de los soldados, del pueblo. De ahí la importancia de la Batalla de Puebla para defender nuestra soberanía, eso en el siglo XIX.

Pero empezando el siglo XX, en plena Revolución nos vuelven a invadir los estadounidenses, 1914, en Veracruz, y de nuevo, de manera heroica, marinos, soldados, el pueblo, defendiendo nuestra soberanía.

Por eso tenemos que recordar estas fechas, no pueden pasar inadvertidas, porque la misión principal de la Armada de México es la defensa de nuestra patria, junto con la Secretaría de la Defensa, Ejército y Marina, Fuerzas Armadas, para defender a la patria con decoro y lealtad.

Esa misión se tiene que seguir manteniendo. Aunque somos un país que apuesta a la paz; sin embargo, por nuestra historia, no podemos hacer a un lado la misión de defender nuestra soberanía.

Y como se han constituido como importantes secretarías, como pilares del estado nacional, la Secretaría de la Defensa, la Secretaría de Marina, son de las instituciones más fuertes del Estado mexicano, ahora ya nos están ayudando en otras tareas muy importantes:

Con la Secretaría de la Defensa y con Marina hemos iniciado, y ya se consolidó, la Guardia Nacional.

Ya se logró también con una reforma constitucional que se permita que tanto la Secretaría de la Defensa y la Secretaría de Marina puedan llevar a cabo tareas de seguridad pública para proteger frente a la delincuencia, a los ciudadanos, a nuestro pueblo.

Y no sólo es su gran apoyo en esta tarea de seguridad pública, que antes de esa reforma constitucional no podían ayudar en esta materia, habiendo disciplina, profesionalismo, honestidad, experiencia; no se podía contar con 375 mil elementos de la Defensa o 75 mil marinos para lo que nos hace mucha falta: garantizar la paz y la tranquilidad al interior de nuestro país. Ya se resolvió eso, nos están ayudando y por eso cada vez avanzamos más en garantizar la paz y la tranquilidad en nuestro país.

Se había dejado enraizar mucho el problema de la violencia por corrupción, por impunidad; y ahora que trabajamos juntos Defensa, Marina, Seguridad Pública, Secretaría de Gobernación, hoy cumplimos con mil reuniones de Gabinete de Seguridad, mil reuniones de 6:00 a 7:00 de la mañana, todos juntos, para garantizar la paz y la tranquilidad en nuestro país.

Además, ya la Secretaría de Marina nos ayuda en la administración de los puertos, hoy lo mencionaba. Imagínense un puerto en manos de gente sin disciplina y sin honestidad, y sin lealtad a México, ¿cómo enfrentar la delincuencia organizada, si era plata o plomo?

Algunos no estaban de acuerdo con la decisión, pero no teníamos más que recurrir a ustedes, a los marinos, y ya estamos viendo los resultados en el manejo de los puertos, de las aduanas: ya hay orden, hay combate al narcotráfico, al contrabando y, por su fuese poco, ha aumentado la recaudación en los puertos.

En las aduanas que ahora están manejadas por la Defensa y por Marina se están recaudando este año más de un billón de pesos, eso es un gran apoyo.

Por eso también ya elementos de la Defensa, de la Armada, nos están ayudando en la administración de aeropuertos. Y en el caso de la Armada van a administrar todo el corredor del istmo, desde los límites de Guatemala, por Ciudad Hidalgo, Puerto Chiapas, Salina Cruz, Ixtepec, Coatzacoalcos, Palenque, como mil 500 de vía férreas, porque se están rehabilitando los trenes de carga y de pasajeros, se están rehabilitando los puertos y todo esto va a ser manejado por una empresa que va a depender la Secretaría de Marina. Agreguen que estamos creciendo mucho en el turismo como nunca. Despegan y aterrizan más de 600 vuelos diarios en Cancún.

Y cuando llegamos al gobierno había temor por el sargazo, y con el apoyo del almirante y de la Secretaría de Marina, lo resolvimos y ahí está Cancún, la Riviera Maya, todo el mar Caribe, recibiendo turistas, y eso con el apoyo de ustedes.

Y quizá lo más humano, lo que llevan a cabo con el Plan Marina. Cuando hay inundaciones, cuando hay temblores, cuando hay calamidades, sufrimientos en nuestro pueblo, son ustedes y los soldados de México los primeros en llegar a auxiliar a la población.

Ahora con el almirante José Rafael Ojeda Durán se le está agregando todo lo relacionado con el mejoramiento de los servicios de salud; no sólo para ustedes, sino para la población que más lo necesita. Todas esas brigadas médicas que están llevando a cabo.

Por eso me da mucho gusto estar aquí en Manzanillo con ustedes.

Y felicitarles por sus ascensos, por sus recompensas. Y extender esta felicitación a sus familias, también a todos los marinos de México.

Tenemos la dicha enorme de haber nacido en un gran país, repito, con una herencia civilizatoria excepcional y con una historia política también única, que no podrían dar a conocer en otros países, nos sentimos, la verdad, muy orgullosos de ser mexicanos.

¡Que viva México!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.