El partido tuvo que detenerse debido a la poca visibilidad en el terreno de juego

Un suceso peculiar se presentó en la cancha del TSM durante el encuentro entre Santos y Rayados provocando que el partido se suspendiera durante algunos minutos.

Una tormenta de tierra sorprendió a los protagonistas del encuentro, lo que provocó la mala visibilidad dentro de la cancha, por lo que el árbitro César Ramos decidió detener las acciones.

El juego se tuvo que suspender durante aproximadamente cuatro minutos en lo que el viento se llevaba la polvareda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *