El Papa emérito Benedicto XVI pide perdón por abusos contra menores en su mandato

El Papa emérito Benedicto XVI escribió una carta en la que pidió perdón y expresó el dolor por los “abusos y errores” que se cometieron contra menores a lo largo de sus mandatos en diferentes lugares, y aseguró estar consciente de que tenía una gran responsabilidad al frente de la Iglesia Católica. 

 

La carta de Joseph Ratzinger, de 94 años de edad, está fechada el domingo 6 de febrero, luego de que se divulgó un informe sobre los abusos a menores que se registraron en Alemania, en el que se enfatiza que, cuando Benedicto XVI era arzobispo de Múnich, él estaba consciente y al corriente de cada detalle sobre cuatro casos de abuso. 

 

Es así que este martes 8 de febrero, El Vaticano publicó la carta escrita por el Papa emérito en el que explicaba que ha tenido una gran responsabilidad en la Iglesia Católica debido a todas las veces que ha estado a cargo de un mandato. De esta forma, expresó que siente dolor y vergüenza por los casos de abuso y pidió perdón a las víctimas. 

 

   

 

“Una vez más sólo puedo expresar a todas las víctimas de abusos sexuales mi profunda vergüenza, mi gran dolor y mi sincera petición de perdón. He tenido una gran responsabilidad en la Iglesia Católica”

 

Benedicto XVI ruega para que se perdonen las culpas de la Iglesia Católica

 

En el mismo escrito, Benedicto VXI aseguró que es grande su dolor por los abusos y errores que se cometieron en todos sus mandatos y que ahora es momento para que parte del clero haga su respectiva confesión. 

 

“Tanto más grande es mi dolor por los abusos y errores que han ocurrido durante el tiempo de mi mandato en los respectivos lugares”

 

En suma, Joseph Ratzinger dijo que ruega a “Dios vivo que perdone nuestras culpas, nuestras grandes y grandísimas culpas”, pues en sus viajes apostólicos con las víctimas de los abusos por parte de los sacerdotes se ha dado cuenta que de no tratarse, la culpa puede arrastrar a todos los fieles creyentes. 

 

“En todos mis encuentros, especialmente durante mis numerosos viajes apostólicos con víctimas de abusos sexuales por parte de sacerdotes, he mirado a los ojos las consecuencias de una culpa muy grande y he aprendido a comprender que nosotros mismos nos vemos arrastrados a esta gran culpa cuando la descuidamos o cuando no lo afrontamos con la necesaria decisión y responsabilidad, como ha ocurrido y ocurre con demasiada frecuencia” 

 

Tras su petición de perdón, Joseph Ratzinger utilizó otro documento publicado por sus consejeros para negar cualquier acusación y conocimiento de los casos de abuso que se puntualizaron en el informe publicado en Alemania. 

 

“Cuando fue arzobispo (de Múnich, en Alemania), el cardenal Ratzinger no estuvo implicado en ningún intento de disimular abusos”

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.